martes, 2 de enero de 2018

Para Genji (Eros te absolvo)







Genji despierta solo en su cama  
En la penumbra de un sueño o tal vez un recuerdo
Mientras por la ventana abierta a un bosque de plata
Pasa la luna mojándole el cuerpo 


El calor de la noche enciende su piel
Que aún desprende el dulce perfume de su amada
Incitándole impúdicos poemas que al papel
En sumi él después traslada


Con versos suaves como caricias
Hurgándole hasta el alma, manoseando sus sentidos
Diciéndole al oído que su lengua lo envicia
Genji la hace derramar, saboreándola entre gemidos...


Pero el deseo tiene demasiadas caras
Y en el espejo de su mente entonces él desentraña
Reflejándose en cada una de ellas tal cual es
Infiel a toda piel más no a sus entrañas 




(Mishima, fotografia de Eikoh Hosoe) 


16 comentarios:

María Perlada dijo...

Siempre tan original en tus entradas, mi querido amigo Carlos, me han encantado tus versos, son bellísimos, elegantes, y delicados escritos como caricias que se sienten desde la sensualidad en el calor de la noche encendiendo la piel, perfumando a la amada desde el deseo y la emoción latida entre el fuego y la noche.

Un placer enorme estar en tu blog y leerte.

Te deseo que este Año 2018 esté repleto de Amor, Paz, y Felicidad y que todos tus anhelos, deseos, propósitos y sueños se vean cumplidos, pueda seguir leyéndote para disfrutar de tus latidos versados.

¡¡¡FELIZ AÑO 2018!!!

Besos enormes.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, María. Así salió este poema durante la madrugada del nuevo año, por lo que no descarto que hayan sido los brindis hasta el amanecer entre amigos los que me lo han dictado. Por lo demás, difícil ha sido ilustrarlo y, aunque siento que tal vez le falte algo, pareció más sincero no pulirlo demasiado.

Muchas gracias también por tus mejores deseos, amiga. Te seguiré leyendo y disfrutando con el respeto y el placer de siempre. Estoy seguro que seguirás inspirándome a mí y al resto de tus seguidores y a los que se irán sumando tras cada futura entrega tuya, querida poeta... Feliz Año!!!

Te mando un abrazo inmenso que ojalá llegue hasta vos.

Mi diario de momentos - Poeta dijo...

Hola, me gusto mucho esta entrada en particular. Descubrí tu blog por casualidad, me voy a quedar leyendo un poco mas.

carlos perrotti dijo...

Hola, muchas gracias por tu comentario. Ya mismo paso a recorrer tu blog.

Te mando un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

único vos
besos

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, irrepetible Mucha inefable mujer...

Besos y más besos.

Alicia dijo...

Es maravilloso este poema. Lleno de sentimiento,deseo y mucha alma.abrazos

Kasioles dijo...

"En la penumbra de un sueño...
El poeta logra expresar con sutilezas los sentimientos de amor que le inspira el recuerdo.
Las noches en duermevela son idóneas para desgranar bellos poemas que luego es muy difícil trasladarlos al papel. Tú lo has logrado con creces.
Me gusta este otro tipo de poemas que salen de tu corazón, eres una caja de sorpresas que se abre acariciadora en este Nuevo Año 2018. Felicitaciones.
Cariños.
Kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Alicia. Siempre que releo Genji Monogatari, cualquier página aislada, cualquier episodio, me sale escribir algo. ¿Será porque Genji tiene todos esos mismos ingredientes?

Abrazo grande. Gracias de nuevo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles. Así salen. Cómo quisiera que salgan siempre porque sí o con sólo desearlo. Pero no. Así no funciona "eso" que pasa adentro... En este caso, se lo debo a una parcial re-lectura de esa obra monumental (primera novela japonesa, nada menos) escrita por la Dama Murasaki Shikibu, que de corazón te recomiendo.

No hay nada más difícil que trasladar fielmente al papel lo que surge animal o natural (no sé cómo decirlo). Vos sabés hacerlo, porque te fluye la naturalidad, lo que se advierte con la simple lectura de lo que entregás en sentimientos, sabores y vivencias.

Feliz Año Nuevo de nuevo y siempre, querida amiga. Abrazo una vez más agradecido.

Juan Nadie dijo...

"Eros te absolvo", ¡qué bueno!
Creo que está muy bien captada en tu poema la atmósfera de "La novela de Genji".

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan, pero no olvides que mucho de esa captación se la debo a los espirituosos brebajes del Año Nuevo...

Juan Nadie dijo...

Benditos brebajes, entonces.

carlos perrotti dijo...

Que nunca nos falten!

Ana Muela Sopeña dijo...

Un poema suave como una caricia, lleno de magia...

Has captado un momento excepcional con palabras excepcionales también.

Felicitaciones
Abrazos de año nuevo
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, querida Ana. Genji Monogatari es siempre inspiración, inevitable. Me gustó paladear este poema en mi mente durante la madrugada del nuevo año, mientras los brindis entre amigos nos iban acallando... No sé, tal vez debiera haberlo pulido un poco más. Pero para qué "manosearlo" demasiado.

Abrazos y más abrazos, Amiga, y gracias de nuevo.