miércoles, 4 de agosto de 2021

Apuntes en voz alta sobre lo que es cierto

 


(Imagen de Robert y Shana ParkeHarrison)




El pasado es la región donde ya nada ocurre
Aunque invariablemente los hechos allí amontonados
Constantemente se renuevan
Recuerda si no ahora y verás
Cómo tu visión acerca de cualquier hecho se recrea

 
O cómo se explica si no que a cada versión
Porque eso es un recuerdo: una versión de un hecho
Que a cada recuerdo del mismo hecho nos llega
Tan vívidamente nueva como la versión primera


O cómo se explica si no que a cada versión
Mi comprensión de lo ocurrido de algún modo se regenera


Lo que me lleva a argüir que todas las versiones
Han sido en su momento tan pasajeras como verdaderas
Y que lo cierto es entonces un promedio real entre todas ellas


Por lo que no sería aventurado porfiar que no de recuerdos
Sino de imprecisos fragmentos de olvido
Está construida nuestra memoria


De ahí que nuestro conocimiento y óptica de las cosas
Corre el serio riesgo o el peligro concreto de estar deformado
Por los propios hechos que aceptamos como ciertos


25 comentarios:

  1. Los recuerdos, al final, son nuestras propias invenciones y poco tienen que ver con lo que pasó en realidad.
    Me ha encantado el poema y la reflexión es magnífica.
    Enhorabuena.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Los recuerdos se descomponen en piezas de puzzle que nunca acaban de encajar perfectamente con lo que realmente fue. Me pareció magnífica la idea de que los recuerdos son fragmentos de olvidos.


    Abzo

    ResponderEliminar
  3. Que buena reflexión Carlos,
    nunca memorizamos muy bien
    los recuerdos siempre falta algo
    que se quedo en el olvido.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
  4. Buena reflexion cada uno ve las cosas desde su punto de vista y de su realidad. A veces los recuerdos quedan con un velo que sauvisa las cosas. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  5. Los recuerdos son un fragmento de olvidos.
    Y la realidad suele ser el promedio de cada versión... Estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reflexión, Carlos.
    La realidad nunca es absoluta, ya que hasta los recuerdos, a veces, distorsionamos para adecuarlos a lo que más nos gusta pensar que fue, además de ser fragmentos de nuestra imperfección.
    Ojalá que fuéramos como los gatos.
    Abrazo grande y gatuno, amigo. =^.^=

    ResponderEliminar
  7. Me gusta tu reflexión.
    Cada persona tiene su propia versión de los recuerdos, y ésta no es siempre igual.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  8. Un recuerdo con mirada de ayer, distinto a la actual

    Beso, Carlos

    ResponderEliminar
  9. Los recuerdos vivos son los que nos dan la experiencia, nos mueven e impulsan, así creo... el olvido es acortar la existencia de lo vivido...
    Qué cierto es lo que expresas, lo que me llega con tu poema: todo se va renovando en nuestra memoria, con nuestro recuerdo vivo... verdaderamente todo es relativo y depende de nuestra mirada, que además evoluciona, cambia...
    Un poema bien reflexivo, y bien musical, por cierto, bonito y con sustancia :) La imagen le va como anillo al dedo, buenísima!
    Gracias siempre, Carlos, un placer enorme para mí es leerte. Abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Muy, muy cierto... No podemos fiarnos de la memoria. Ni de nada, porque continuamente inventamos sin darnos cuenta, subjetivizando cada impresión y sensación que percibimos. Multiplica esto por las demás impresiones subjetivas de los otros que influyen en nuestro pensamiento y tendrás un cuadro de lo inexacta, imprecisa y nebulosa que es la realidad que asumimos como cierta.

    "De imprecisos fragmentos de olvido
    Está construida nuestra memoria..."

    Bárbara tu reflexión!
    Un abrazo siempre agradecido a tu claridad

    ResponderEliminar
  11. Bellas y certeras palabras descritas en ese poema amigo mío. La verdad absoluta nunca existe, las percepciones pueden ser distintas según qué días y también la persona que las viva.
    Gracias Carlos por esa bella reflexión convertida en versos.
    Un placer leerte.
    Un fuerte abrazo y hasta la vuelta de unas pequeñas vacaciones.

    ResponderEliminar
  12. No podría estar más de acuerdo, Carlos. Yo recuerdo de mi pasado, solo aquellos sucesos de feliz recuerdo. Los momentos malos no existieron nunca o eso creo pues nunca aparecen en ese escenario que tanto pudiera temer. Quizás sea más cierto, aún, que el pasado lo recuerdo como yo quiero recordarlo ... y, seguramente, como me conviene.
    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  13. Al leerte he tenido la sensacion de que te mueves como una culebra en mi mente. Un movimiento rápido y con las eses de la elucubracion. El movimiento que acapara el temblor y el preludio. Y la memoria? Y los recuerdos? Se los llevó el viento con sus pasajeros remolinos entre tertulias y dibujos del sofoco.
    Te diré que yo... si recuerdo, es a duras penas el futuro.
    He disfrutado leyéndote

    Abrazoss

    ResponderEliminar
  14. En eso estaremos todos de acuerdo.
    Los recuerdos los recreamos cada vez que los traemos a la actualidad y los mejoramos. De los malos no hablamos pues se quedan en el pozo de la desmemoria.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Qué cierto es lo que dices, amigo Carlos. Recuerdos que cambian cada vez que regresamos... y en todas las veces se revive de igual manera, el mismo sentimiento es lo que no se altera en nuestra memoria.

    Mil besitos cariñosos y feliz jueves.

    ResponderEliminar
  16. Muy bueno y profundo, Carlos...Estamos en constante evolución, quizá por ello los recuerdos los creamos y recreamos según nuestro estado de ánimo, perspectiva y experiencia. Todo pasa y todo queda, y lo que queda es lo que vivimos con intensidad y nos impulsa a seguir adelante.
    Mi felicitación por acercarnos al infinito universo del ser desde la humildad y sabiduría,amigo.
    Mi abrazo entrañable, agradecido y admirado.

    ResponderEliminar
  17. Multiversos dentro de nuestra memoria. Elegimos aquel que no afecta a nuestro devenir diario y tras amoldar fragmentos, los guardamos etiquetados a nuestro antojo.
    Gran reflexión amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. En que dilema nos sitúas Carlos.
    Según te leo pareciera que tampoco es estático ese pasado, porque a medida que transcurre la vida también vamos cambiando de parecer sobre algunos aspectos, ya sea porque buscamos comprenderlos, justificarlos, penalizarlos.
    También la capacidad de recordar tiene sus limitaciones, ausencias, bloqueos..aspectos subjetivos que hacen recordar u olvidar inconcientemente y me voy pensando en esta genialidad
    “Sino de imprecisos fragmentos de olvido
    Está construida nuestra memoria

    Mil besos y desde aquí mi super agradecimiento por tus palabras dedicadas en el blog de Maite.. Gracias totales!!!

    ResponderEliminar
  19. Es verdad, el pasado es la región donde ya nada ocurre, Carlos...pero en nuestra memoria podemos renovar una y otra vez los acontecimientos que en el ayer quedaron presos. Me encantó tu poema que como siempre tiende a ser filosófico. Un abrazo grande y afectuoso.

    ResponderEliminar
  20. A verdade Carlos, será sempre um tema controverso.
    Há a verdade real e a verdade aparente e é muito ténue a linha que as separa!
    Muitas vezes tendemos aceitar a realidade aparente, e mais tarde verificamos o erro. A verdade absoluta, será sempre controversa!
    Gostei do teu texto. Muito bom.

    Bom fim de semana.
    Um abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Reflexiones sobre el tiempo muy interesantes, Carlos:

    Nuestra identidad de forma con recuerdos del pasado. Esos recuerdos los vamos transformando para que se adecuen al concepto que tenemos de nosotros mismos.

    Me ha encantado tu poema tan filosófico.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  22. para hacer ese promedio, habria que aclarar primero si nos damos cuenta de que hay difernencia entre una version del recuerdo y la siguiente. como no creo que exista esa diferenciacion, creo que el recuerdo valido, cierto o no (vaya, esto no lo tenia que haber puesto, pero ya esta), siempre es el ultimo.
    abrazooo carlos

    ResponderEliminar
  23. Bien el recuerdo siempre existirá aunque intentemos borrar de un pincelazo...nada..
    Ahi viene que te pilla y haber que hacemos con eso...

    ResponderEliminar
  24. Excelente amigo. Muy filosófico, con algo de física gravitándole.
    Vaya casualidad ver la imagen (que por cierto ¡qué buena también! ¡qué bien acompaña!). Justo hoy corté el pasto de la vereda, y me vi así, rastrillo en mano.

    Abrazazos

    ResponderEliminar
  25. Muy profundo! Creamos y recreamos nuestra memoria, lo vamos adecuando a nosotros.. intetesante reflexión. Un abrazo

    ResponderEliminar