jueves, 11 de mayo de 2017

Una versión baladí del tiempo






El pasado ya nunca
Dejará de ser lo que es
En otras palabras
Eterno es el ayer
Y siempre será lo que fue


El presente nunca muere
Y por lo tanto también
Por definición, es permanente
Y entonces en qué momento 
Deja de ser presente?


Y el mañana, a su modo
Tiene esa misma lógica
Puesto que hoy no puede ser
Y nos coloca siempre en la misma
Eterna instancia de que algún día podrá ser 


18 comentarios:

Kasioles dijo...

El pasado fue un sueño que, guardado en la memoria, se va desvaneciendo y perdiendo fuerza con el paso de los años ¡Qué pena!
El presente, dicen que es lo único que tenemos y yo siento que el presente se me va, se escurre a tal velocidad que, el momento de ahora, cuando te estoy escribiendo esta última palabra, en nada se parece al presente con el que he empezado a escribirte y te decía: El pasado fue un sueño.
Resumiendo, para mí el pasado es quimera, el futuro una utopía y el presente... una realidad alada que se nos va escapando al mismo ritmo que se nos va la vida.
Voy a intentar retener este instante de mi presente para enviarte un sincero y afectuoso abrazo.
kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles. Jugar con las palabras y con el tiempo me provocan versiones, a veces contradictorias con anteriores. Después es cuestión de conseguir alguna ilustración y convertirla en un nuevo post o entrada... Pero esta versión tuya es decididamente magnífica, inmejorable. "El pasado fue un sueño que se va desvaneciendo, el presente se me va, se escurre a tal velocidad que, el momento de ahora, cuando te estoy escribiendo esta última palabra, en nada se parece al presente con el que he empezado a escribirte y te decía: El pasado fue un sueño..." Además, ver al presente como "realidad alada" es sencillamente para sacarse el sombrero. Comentarios así son entradas, Kasioles.

Abrazo sincero y agradecido.

Adriana Alba dijo...

A medida que envejecemos reflexionamos más sobre el tiempo.
Hay miedos, arrepentimientos y elucubraciones, pero también hay magia y poesía.
Me gusta tomar lo mejor del pasado, si bien el presente y el futuro dependen de él, siempre se puede transmutar, alquimizar...convertir el plomo en oro.

Besos Poeta.

Regalo


La Piedra Filosofal


¿Existirá un lugar
para el abrazo grabado a fuego
con precisión de orfebre?
ése abrazo ánima mundi
que surge de la luz más íntima
esa fiebre genuina del oro
¿será el amor universal
la piedra filosofal sobre la cual
ofrecieron su sacrificio los alquimistas?
tal vez cuando llegue al final de lo que debo saber
estaré en el umbral de lo que debo sentir...

A. Alba

ReltiH dijo...

UNA TRILOGÍA DESCONCERTANTE, FASCINANTE!!!
ABRAZOS

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. "...Tal vez cuando llegue al final de lo que debo saber
estaré en el umbral de lo que debo sentir... Si agrego algo arruino mi comprensión, la que vos acabás de provocar.

Abrazo sinceramente agradecido.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, ReltiH. Pasado, presente y futuro: no hay más que esta instantaneidad.

Abrazo amigo!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Ahora somos eternos...

Luz&Vida

Isaac

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Isacc. No sabes cómo me gustó esa síntesis tuya...

Abrazos!

María Socorro Luis dijo...


Siempre tu, Carlos. Trancendiendo y transitando misterios.

Te dejo este poemita de Wislawa Szymborska, hecho para ti:

"Cuando pronuncio la palabra Futuro,
la primera sílaba pertenece ya al pasado.
Cuando pronuncio la palabra Silencio, lo destruyo.
Y cuando digo la palabra Nada,
creo algo que no cabe, en ninguna no-existencia."

Abrazofuerte, Carlos, en presentecontinuo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Soco. Poemita? Enmudezco de rodillas ante Wislawa.

Abrazo siempre agradecido.

Juan Nadie dijo...

"Eterno es el ayer"

Gracias por este verso.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Sabía que lo sentirías...

María Perlada dijo...

Somos tiempo, somos instantes, somos presente y el futuro lo vamos marcando.

Como no tienes nada nuevo y no había leído este poema aquí me quedé.

Besos y feliz día.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, María, en realidad no te quedas sino que vas siendo, continuamente sigues siendo y podrán cambiar las formas o las dimensiones o sus posibilidades, no lo niego, pero eso es irrefrenable.

Abrazo feliz de que estés ahí.

Ana Muela Sopeña dijo...

Bellísima reflexión sobre el tiempo, Carlos:

Somos un "eterno presente". Difícil aprehender el pasado y menos el futuro. Perdemos el presente culpabilizándonos por lo que pudo ser y no fue. Perdemos el presente también haciendo castillos en el aire sobre un futuro más grandioso (el que imaginamos en nuestra imaginación). Olvidamos que la maravilla y la magia de la vida están aquí y ahora. Siempre presente. Siempre el instante abriendo puertas a la percepción.

Me encantó leerte, Carlos
Abrazos y besos a montones
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana. Tu comentario es un poema lleno de sentidos y significados (que no son los mismo). La maravilla y la magia están aquí y ahora. Absolutamente. Es alentador sentir o percibir eso, verdad?

Abrazo siempre agradecido.

Manuela Fernández dijo...

Lo suyo sería vivir sin reloj, pero el mundo necesita de sus saetas. Un saludo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias; manuela por tu comentario y visita. Ya mismo me paso por tu blog... Un abrazo!