domingo, 21 de mayo de 2017

Como en un limbo






Será que me encuentro perdido
O que me pierdo buscándote
Quisiera besarte hasta desearte
Soñarte hasta que pueda amarte
Imaginarte hasta que te vuelvas real
Mirarte hasta que te hagas imagen   
Me siento como en un limbo
O un galimatías existencial



8 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Vivir en un limbo...muchas veces nos pasa cuando no nos sentimos suficientemente amados, apreciados, considerados...

Es un poema bello y la imagen que has elegido es muy tierna.

Besos
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana. Así me sentí en un momento. Aunque no sabría bien por qué y tal vez por ninguna de las razones que mencionas.

La imagen me impactó porque al maneki-neko le falta la manito con la que (según dicen) se convoca a la buena fortuna. Sentí como que rimaba con eso de sentirme como en un limbo o en medio de un fárrago existencial.

Abrazos siempre querida Ana.

AdolfO ReltiH dijo...

DESCRIBES MOMENTOS DE ENCRUCIJADAS.

ABRAZOS

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, ReltiH. Ojalá. Es muy pero muy bello lo que dices. Ojalá pueda hacerlo.

Abrazo amigo!

MAR dijo...

Yo también hace rato estoy en el limbo de la vida, bueno yo creo que casi todos y en todas las situaciones.
Cariñosssssssssssssssss
mar

carlos perrotti dijo...

Suele ocurrir. Aunque se puede salir. Muchas gracias, Mar.

Abrazo.

María Perlada dijo...

Es fácil sentirse en el limbo, amigo Carlos, tan solo con dejarse llevar por el pensamiento, soñando despierto, y volando en libertad, es una manera de quedarse extasiado en el sueño desde la realidad, yo algunas veces me he sentido así, pero es cosa de pocos minutos.

Preciosos versos, como siempre, te admiro Poeta.

Muchos besos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, amiga. Lo mismo digo, y si algo admiro es tu soltura y fluidez, atributos (en mi opinión) de tu sensibilidad y sinceridad de expresión que se manifiestan en tu libre prosa y poesía.

Besos y abrazos, María.