miércoles, 10 de mayo de 2017

Inciso s)






Lo más real que se me ocurre pensar a esta hora
Es que si de pronto te detenés y girás mirando a tu alrededor
Podés darte cuenta de que el centro de todo sos vos
Y lo más interesante es que cualquier persona puede darse cuenta
Y experimentar exactamente lo mismo en cualquier lugar del planeta
Con sólo detenerse y girar mirando a su alrededor...   
Cada persona es ese centro del universo que tanto llama
Nuestra atención
Por lo tanto el ser humano debiera ser donde pongamos
Toda nuestra devoción  


11 comentarios:

Kasioles dijo...

A partir de ahora, prometo pensar en lo que dices.
Pero, hasta este momento, si bien puedo creerme o imaginarme que formo parte del Universo, nunca me he sentido como algo importante, siempre, en mi vida, han tenido prioridad todos aquellos que estaban más cercanos a mí, mi deber era protegerlos y quererlos.
Lo cierto es que nunca he tenido tiempo para mí, en mi casa puedo ser la figura central, pero fuera de ella me siento algo tan insignificante, que se pierde en la inmensidad de la vida que nos rodea.
Cariños.
kasioles

RECOMENZAR dijo...

Seer centro de uno mismo nunca lo fui cuando tienes una familia que te debes ocupar no de ti con el paso de los años y al crecer lo que te rodea te centras para que no te lastimen y sin juzgar te desvelas Un abrazo escritor

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles, el cumplimiento de ese "deber" ha sido justamente lo que prueba tu papel central y tu importancia. No cualquiera lo asume y lo lleva a cabo, no cualquiera puede manifestar el amor y el coraje necesarios para tan enorme tarea. Leíste alguna vez sobre los bodhisattvas de los que hablan los sutras y la literatura toda de la India y de Oriente? Eres una de ellos. De ahí tu sensibilidad y tu sentido de misión en la vida, Kasioles.

Un abrazo gigante y agradecido como siempre.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Mucha. Casi lo mismo tengo para decir. También ocupándote de los demás te ocupaste de vos y como resultado ahora tienes la magia y la fuerza y la calidez y la belleza y la sensualidad que desbordan en todo lo que escribes e imaginas.

Abrazo y más abrazos.

ReltiH dijo...

SÍ MI HERMANO. NO HAY CULTO PARA LO HUMANO, SÓLO OCULTO.
ABRAZOS

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, ReltiH. Coincido con eso... intentan mantener lo humano oculto. Abrazo...

Ana Muela Sopeña dijo...

Somos interdependientes. Si nos ocupamos de nosotros mismos hay gente a nuestro alrededor. De otro modo seríamos asociales. Si nos ocupamos de otros lo hacemos porque esa es nuestra misión o al menos la tarea más importante en ese momento. En la interdependencia todos ganamos. Todos nos necesitamos unos a otros. Solos no podemos hacer nada.

Precioso poema, Carlos.

Para pensar y reflexionar...

Besos
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana, para pensar y reflexionar tu comentario, que ahí está siempre la clave, lo importante, el centro de lo primordial.

Abrazo agradecido una vez más.

Adriana Alba dijo...

Creo que nuestra identidad está separada del cuerpo, somos un alma espiritual.
Aunque decir y hacer son dos cosas distintas jajaja.
No es tan sencillo experimentar que no somos solo un cuerpo, somos conciencia pura encerrada en un cuerpo, nuestro trabajo diario seria "tomar conciencia" las enseñanzas védicas son muy interesantes, vale la pena incursionar en ellas.

Me encantó Carlos.
Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Uno más y no jodemos más jajaja.


"La vida es el punto de apoyo para la verdad del espíritu.
El espíritu le da significado a su vida, y la posibilidad de su mas grande desarrollo. Pero la vida es esencia para el espíritu, ya que su verdad no es nada si no puede vivir.
El espíritu que arrastra al Ser Humano fuera de la vida, buscando completarse solo en si mismo es un falso espíritu, aunque es al Ser Humano a quien hay que culpar, ya que él puede elegir si entregarse a éste espíritu o no.
La vida y el espíritu son dos grandes poderes o necesidades entre los que el Ser Humano es puesto".


Carl Gustav Jung

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana, por tan generosos inspiradores sustanciosos comentarios llenos de sabidurías (en plural) muchas, una infinidad y al mismo tiempo la misma... El ser humano atesora todas estas respuestas (sabidurías) mientras sigue siendo la gran pregunta de este universo (y de los que tiene fuera y dentro) desde el fondo de los tiempos. El ser humano es la manifestación de ese alma esencial, a veces creo percibir, aunque como muy bien decís no es fácil ni continuo poder hacerlo y mantenerlo en la conciencia. Es como que esa noble verdad asoma el hocico apenas y vuelve a esconderse, no?

Muchas gracias otra vez, Adriana!