jueves, 5 de enero de 2017

Sentidos





En mi sueño no había imágenes sino sonidos
Se oían voces y ruidos reflejando lo acontecido
Truenos, vientos, ecos, pasos, murmullos, alaridos
Sólo se veía lo que nítidamente podía ser oído



ȹȹȹȹȹ



Y desperté con los ojos en silencio, ensordecidos
Con los tímpanos rebosantes de destellos coloridos
Experimentaba como una alteración de los sentidos
¿Si no te hubiera soñado acaso habrías existido?



14 comentarios:

Kasioles dijo...

Tu poema se convierte en un maravilloso cambio de funciones sensoriales.
Los ojos oyen, los tímpanos logran ver un abanico de bellos colores y tú sigues soñando con ella y, aunque no la veas, sabes que existe y la llevas contigo.
Deseo que los Reyes te hayan traído bonitas sorpresas de tu agrado.
Cariños.
kasioles

MAR dijo...

Lindo, lindo, me encanta. Lo justo, lo necesario y romántico.
Un abrazo grande de inicio de año.
mar

Ana Muela Sopeña dijo...

Un poema muy hermoso, Carlos:

Espero que los Reyes te haya traído lo que deseas o algo de ello, al menos.

Recibe un fuerte abrazo
Con cariño
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles, así salió, como decimos por aquí "de un saque", sólo modifiqué el último verso, y tal vez ese haya sido el Regalo de Reyes, ahora me doy cuenta, porque vuelvo a estar tan contento como cuando lo escribí.

Gracias de nuevo, Kasioles, por tu aliento y lectura. Un gran abrazo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Mar, sí, tiene algo de romántico, raro o estrafalario pero romántico al fin. Siento que me salen poemas raros, pero me gustan.

Un gran año, Mar. Abrazos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana querida amiga. Sí, me salió raro pero lindo, no?

Los Reyes me traen estos comentarios que me hacen feliz.

Abrazo aún más fuerte para vos.

Juan Nadie dijo...

Ese último verso vale todo el poema.

Maru dijo...

Aunque no la hubiera soñado habría existido, porque reflejamos en los demás, en los que se nos acercan, nuestra propia disposición, así que, lo que sueñas, al final, lo vivirás. Un abrazo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Sí, mi preferido. Es como que reverbera en sí mismo. No sé si está bien dicho o claramente dicho. Gracias de nuevo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Maru, me dejas pensando. Bienvenida y ya me paso por tu blog que se ve diferente y atractivo. Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Que emoción!
En tu lateral derecho, mi ángel Lito, mi protector, mi consuelo...
Gracias querido Carlos, por tu poesía "soñada", por tu generosidad y creatividad.

Un abrazo inmenso y gatuno.

carlos perrotti dijo...

No podías faltar, Adriana, con tu entrañable prosa en esta sección que luego se va acumulando en entradas que registran a los amantes, acólitos y militantes de la religión gatuna. Gracias por estar, Adriana. Un gran abrazo feliz para vos.

María Socorro Luis dijo...

Muy original tu travieso poema, Carlos.

bESOS

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Soco, Me repito, pero así salen, aunque como dijo Juan, pasan los días y el verso final me gusta cada vez más.

Abrazos y besos.