domingo, 5 de abril de 2015

Poema de haikus para Marian



Desde la noche
La luna se inclina
Hasta el agua

Y se recuesta
Brilla extendiéndose
En la laguna

Su piel de plata
Flota resplandeciente
Hiende la calma

Rasga la bruma
Como una espada
Y me despierta

Tiemblo de frío
Yo también resplandezco
En el silencio



7 comentarios:

marian dijo...

Es un gran regalo, Carlos. Como el carpintero que regala una de sus mesas o el pintor una de sus pinturas.
Muchas gracias, lo guardo con cariño.

SirGatopardo dijo...

Y con orgullo...
¡Genial!

Juan Nadie dijo...

Estupendo poema de haikus, cada vez tienen más nivel.

carlos perrotti dijo...

Te lo debía, Marian. Sólo faltaba que saliera... El agradecido soy yo por provocarlo.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Gato!!!

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Salió en la madrugada del domingo escuchando Mal Waldron plays Eric Satie (gracias al Gato que me lo reveló) y me llevó más tiempo encontrar las fotos...

marian dijo...

Encantada de provocar cosas buenas (eso sí, con la ayuda de Mal Wandron y Erik Satie:)
Gracias de nuevo.