lunes, 5 de enero de 2015



Eterno vaivén 
Ya no sé qué es real 
Metamorfosis 
Del sueño en lo real 
A lo irreal del sueño 

10 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Yo voy pensando cada vez más que lo más real es el sueño. Ya lo dijo mi tocayo.

carlos perrotti dijo...

Tu tocayo es un genio. No hay nada irreal cuando lo real es que sueño...

marian dijo...

Igual es que no se produce esa metamorfosis.
"Estamos hechos de la misma materia de los sueños" (Shakespeare)

marian dijo...

A pesar de que me gustan mucho estos temas, no les doy demasiadas vueltas (porque la realidad es aplastante) y los aparco pronto (hasta que vuelven a surgir:) Pero vamos, sí al sueño y no a la ensoñación.

marian dijo...

Pero los sueños, los que se roncan, a veces son tan reales que cuesta despegarse de ellos, y te dejan cruzando un puente entre lo real y lo irreal o entre lo irreal y lo real.
Que dependiendo del tipo de sueño, cruzas rápidamente el puente o haces acampada en él.

Gatopardo dijo...

¿Cómo seria toda esta basura sin sueños?

Gatopardo dijo...

Por cierto, el poema es más profundo que lo que a primer vistazo aparenta.

carlos perrotti dijo...

Intenté algo, Marian, leyendo y releyendo la metamorfosis del sueño de Chuang-Tzu, pero volveré a intentarlo.

carlos perrotti dijo...

Vivan los sueños, Gato!

A mí me impresiona que escribir es como soñar, porque uno nunca sabe cómo van a terminar un poema o un sueño, da igual.

Gatopardo dijo...

Es lo mismo.