domingo, 26 de enero de 2014

1.
Las palabras tienen voz 
Algunas definen, otras describen 
Las hay también que desvían 
No faltan las que sólo suenan 

Las palabras tienen voz
Para escucharla hay que callar la mirada
Y también la boca

2.
Las palabras tienen voz
No importa tanto lo que dicen
Con el tiempo varían su significado
La verdad, por ejemplo, suele ser
El engaño para el que no estás preparado

La verdad es como una fragancia
Sutil, original, delicada  
Todo lo impregna cuando es revelada
Pero con el tiempo se desvanece
Otra verdad la suplanta

3. 
Las palabras tienen voz
Mar, por ejemplo, fluye en el corazón
De quien lo menciona o presencia
Ruge en sus venas, apenas
Comprende su existencia

Aire arrecia dentro del pecho
Invisible, casi en silencio
Brota en círculos concéntricos
Como el trueno se apaga en resonancias
Imitando el tañido de un eco

Luna es un aullido de luz
Epicentro de la noche que el cielo despliega
Sol es un alarido que quema
Tragándose toda oscuridad
Como hacen los poemas  


4.
Las palabras tienen voz
Las imágenes redundan
Con intrincada forma armoniosa
La sólida arquitectura silenciosa
Sobre la que se fundan

5.
Las palabras tienen voz
Quiero entonces pensar sin palabras
Cantar el sutra de la verdad sinuosa 
El libro libre de palabras

Las palabras tienen voz
Más que decirlas, debieras escucharlas 

4 comentarios:

Gatopardo dijo...

Las palabras tienen voz
Más que decirlas, debieras escucharlas

Poético y sabio consejo.
Un saludo

Juan Nadie dijo...

[...]pensar sin palabras
Cantar el sutra de la verdad sinuosa
El libro libre de palabras.


Sí.

carlos perrotti dijo...

Más poético que consejo, espero, Gatopardo...

Casi diría que es posible, Juan.

Gatopardo dijo...

Como tal, y con "cochina" envidia, lo he tomado.