domingo, 13 de mayo de 2018

Un poco tu historia y la mía





Bordea la verde tierna hoja
Como quien lame el filo de una boca
Cae como una lágrima la gota y moja
Apenas un instante del aire
Impacta después y abre
La límpida piel del agua
Por la que resbala
Su líquida sustancia de mandala
Se hunde en la inmóvil calma blanda
Superficie del estanque
Como un espejo, sin imagen
Irradia desde su epicentro
En círculos concéntricos
Los ecos del silencio
Rumbo a la orilla donde se deshacen
¿No es un poco tu historia y la mía
Deshacernos en nuestra vorágine?



(Fotografía de Ben Zank)


16 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Me acabas de dejar sin palabras. Qué bueno!

silvia de angelis dijo...

Straoridnarie e significative immagini in questo tratto poetico di bella lettura
Buona settimana e un sorriso,silvia

Alicia dijo...

Esa gota que va haciendo su camino para luego deshacerse en el inmenso mar. Que bien escribes. Abrazo

Maria Rosa dijo...


Hermoso poema y la metáfora que lo define es sutil y real en muchos de nosotros.

mariarosa

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan, intenté la descripción de un hecho por fuera y por dentro. A veces sale.

Muchas gracias de nuevo.

carlos perrotti dijo...

Grazie mille, Silvia. Ho cercato di descrivere cosa succede dentro quando qualcosa accade fuori, per esempio, quando vedi una goccia che cade...

Grazie di cuore

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Alicia. Quise escribirlo así como lo describes. Lo dicho, a veces sale.

Un gran abrazo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, María Rosa. Es cierto. A muchos nos pasa ser conscientes de eso.

Abrazo grande!

Paula Cruz Roggero dijo...

Hermosa poesía nos traes hoy, me encantó.
Besos al alma Carlos.
Sigo atenta a tus publicaciones.
Ah y la fotografía es excelente.
Pau

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Paula. Así salió y es cierto las fotografías ilustran a la perfección. A veces se me hace difícil redondear una entrada al no encontrar una buena "apoyatura", es cierto también que no debería ser tan necesaria, pero siento que, al menos para mí, es vital rimar con alguna imagen adecuada.

Muchas gracias de nuevo y abrazos...

RECOMENZAR dijo...

Es tu historia es la mía es el sabor que a veces nos da la vida

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Mucha, sabor sin el cual...? Si, también es cierto.

Abrazo, amiga!

Adriana Alba dijo...

Una lindura!
Ojalá los humanos copiáramos a la naturaleza...
Es tan sabia, igual que tus poemas.

Abrazos Carlos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana, hay que intentarlo, a veces sale, si no todo al menos algo. La Madre Maestra Naturaleza no se cansa de demostrarnos...

Abrazos siempre amiga!

María Perlada dijo...

Gotas que resbalan entre lágrimas, abrazando al eco del silencio, meciéndose en el tiempo, todo fluye, todo sigue, la vida se encuentra.

Tus palabras me han inspirado lo que acabo de escribir, siempre me impresionan tus entradas, tan originales, amigo mío, es un gusto venir a leerte, aunque sea a estas horas de la noche, cuando todo es calma y dan ganas de beber de tus palabras.

Besos y feliz noche.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, María. Me pasa igual cuando te leo y me sale escribir lo que siento o lo que me sugieren tus textos y versos. Intenté un poema como una descripción. Pasados los días, sigo bastante conforme. Creo que por el hecho de que puedo identificarme con el recorrido que hace esa gota que finalmente se deshace...

Abrazo grande, poeta, y muchas gracias de nuevo.