miércoles, 19 de abril de 2017

Haiku a las 11:11


(Obra de Salvador Dalí) 




Sueña mi sombra
O será que me sueña
Y no despierta?



18 comentarios:

ReltiH dijo...

INGENIOSA PROFUNDIDAD.
ABRAZOS

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, ReltiH. Así vino a las 11:11, intenté algún cambio pero al final lo dejé como me vino a la mente. No sabía con qué ilustrarlo hasta que encontré el cuadro de Dalí que él mismo explicó de esta manera: "Soy yo a los seis años, cuando pensaba que era una niña, levantando con extrema precaución la piel del mar para espiar a un perro durmiendo a la sombra del agua..." Un genio, verdad?

Abrazo agradecido.

Juan Nadie dijo...

Paradojas "made in Perrotti".
Sugerentes paradojas.

AMBAR dijo...


El cuadro de Dalí le complementa de maravilla a tu escrito.
Cuando algo llega, a la hora que sea, no siempre es posible cambiar o rectificar.
Eso que el corazón quiere decir, es lo que dice.
Profundas letras para reflexionar.
Un buen día y un abrazo.
Ambar

Adriana Alba dijo...

Como el rocío, la impermanencia de la sombra también se desvanece.

Bellísimo.

Abrazos Carlos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Había estado leyendo a Píndaro... Seguramente de lo debo a él.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ambar. "Eso que el corazón quiere decir, es lo que dice." Nítida reflexión.

Dalí cierra el círculo siempre. Abrazo agradecido.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. Seguramente (pero eso ocurre ni antes ni después) voy a apelar a tu frase (la impermanencia de la sombra) cuando tome forma el poema que ya mismo me ronda.

Como dice Gilberto Gil, aquele abraço, Adriana.

Kasioles dijo...

¿Fue el cuadro de Dalí el que te ha inspirado el Haiku de la sombra?
La niña proyecta su sombra alejada de sus pies, puede que flote o sueñe su sombra y la eleve, también el perro parece dormir buscando la sombra de esa lengua de mar.
Las sombras saben mucho de nosotros, son nuestras mejores confidentes, jamás nos reprocharán nada pero, soñando o dormidas, nos perseguirán siempre.
Amigo mío, al leerte hoy me has recordado a Góngora, te lo digo porque él sólo escribía para una élite ¡y pensar que la atrevida de Kasioles se mete a comentar algo que no entiende...!
Sólo venía con el pretexto y la buena intención de desearte buenas noches.
Cariños.
kasioles

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Sueña,
sueña el que sueña,
o el soñado?

Luz&Armonía

Isaac

carlos perrotti dijo...

El mundo cada vez más necesita de los sensibles creativos solidarios atrevidos, Kasioles. Muchas gracias por tus alentadores inspiradores comentarios de siempre...

Abrazo, buenas noches y buena vida!

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias Isaac, por tu visita. Ya mismo me paso por tus blogs que se ven muy interesantes. Un poeta que además puede ilustrarse con sus pinturas es siempre alguien muy interesante.

Un abrazo!

MAR dijo...

Que todos tus sueños sean dulces como el algodón.
Abrazos
mar

carlos perrotti dijo...

Como mi gato Algodón. Muchas gracias, Mar. Genia!

Abrazos!

María Socorro Luis dijo...

Soñamos o somos el sueño de otro?...

Bello, misterioso y perfecto, tu haiku. Besosmil

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Soco. Me estimuló Píndaro pero todo me sale borgeano si se trata de un sueño.

Abrazo...

Ana Muela Sopeña dijo...

Un Haiku para reflexionar. La vida es sueño...dicen. Hay un momento en el que no sabemos si la vida cotidiana es el sueño (vivimos como autómatas haciendo cosas absurdas a veces) o los sueños y utopías que nos mueven en lo profundo son la vida verdadera. Yo creo que todo es vida. Lo real y lo soñado. Al final navegamos en una mezcolanza de planos...

Un fuerte abrazo
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana. Soñar también es un hecho, ergo, también es real... "Al final navegamos en una mezcolanza de planos", sería necio agregar algo más. Chapeau!

Un abrazo aún más fuerte.