viernes, 13 de enero de 2017

Surreal


(Joseph Cornell por Duane Michals)



Lo real es que la sombra
Persigue al cuerpo
Como irreal sería que un cuerpo
No tuviera sombra
Pero qué fue cuando vi
Que mi sombra prescindía
Se escapaba de mí
Mientras mi cuerpo corría detrás
Sin poderla alcanzar?


20 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Cuerpo sin sombra. Genial.
Es que a veces estorban las sombras. Casi siempre estorban las sombras. ¿Qué quieren decirte? ¿Qué quieren recordarte? Mejor que se mantengan en la sombra.

Ana Muela Sopeña dijo...

Un poema inquietante, Carlos:

Un cuerpo sin sombra es un cuerpo surreal...nunca mejor dicho...

Para pensar y volver a pensar...

Un abrazo grande
Ana

carlos perrotti dijo...

La sombra también como un eco nuestro, Juan. Muchas gracias.

carlos perrotti dijo...

Así salió. La foto de Duane Michals terminó de "redondearme" el concepto de un cuerpo sin sombra, de un cuerpo en sombra.

Muchas gracias, Ana. nada más inquietante que una sombra.

Kasioles dijo...

Muchas veces la sombra nos delata, en esos casos quisiéramos volvernos invisibles.
No corras, no la alcanzarás, acepta caminar con ella y ruega que siempre sea buena sombra, es decir, que transmita alegría y energía positiva.
Mucho peor sería si te dijesen que tienes una mala sombra.
Yo no me lo podría creer, siempre he pensado que tus intenciones son buenos y eres una gran persona, un poeta enamorado de la música, la vida, los sueños y el amor.
No cambies.
Cariños.
kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles.

Sí, creo que encuadro en esa descripción que haces, más allá de las buenas intenciones que, denunciaba el Dante, atestan el camino hacia el infierno... Y tomo ese buen consejo tuyo para estar alerta (para seguir estando alerta) contra las malas sombras que en general surgen del mal ego que siempre debe ser combatido. El antídoto que tengo es que sé escuchar y no me creo nada especial y que en mi Olimpo personal el otro, el prójimo o como quieras llamarle es mi interés principal por sobre las organizaciones, sistemas o creencias.

Abrazo agradecido una vez más. Siempre me dejas pensando, afortunadamente.

Maru dijo...

Inquietante poema, corto pero con mucho contenido. Me ha gustado. Abrazo Carlos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Maru. Me gusta que te guste. Y me repito, pero es que así me salen, a veces algunos versos decentes, otros de los que estoy orgulloso y también largos palabreríos que el escribir irá depurando. Gracias de nuevo y un gran abrazo.

Adriana Alba dijo...

Interesante...
(la sombra como arquetipo), jasta el mismo Jung se hubiera planteado la idea no correr detrás de ella jajaja.

Un beso Carlos.

RECOMENZAR dijo...

Yo no tengo sombra
me quedé sin ella
por eso sonrío mirando estrellas
un abrazo enorme

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. Buena mirada: por qué no dejar de correr detrás de ella? Un gran abrazo.

carlos perrotti dijo...

Muchas Gracias, Mucha, te creo, "pura luz que no necesita sombra".

Abrazo agradecido.

Kasioles dijo...

Gracias por tus letras y cariños incluidos, es gratificante saber que no me habéis olvidado.
Que tengas una feliz semana.
Cariños.
Kasioles

María Socorro Luis dijo...


Real? Irreal? Surreal?...

Eres fantástico. Siempre buscando tres pies al gato...

MAR dijo...

Así es la vida, si uno fuera mago sabría en el lugar preciso con quien y donde estar.
Solo nos queda en confiar en la vida que todo nos sucede por algo.
Cariños querido amigo
mar

carlos perrotti dijo...

Gracias de vuelta, Kasioles. Estamos todos juntos en esto. Cada cual es un color definido. Y ningún color puede faltar.

Igualmente para vos. Abrazo!

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Soco. Como creo que dijimos alguna vez, son juegos de palabras, atisbos o captaciones que a veces resultan en algo... Abrazo agradecido.

carlos perrotti dijo...

"...confiar que todo en la vida nos sucede por algo..." Y para algo, Mar, para algo que nos mejore. Qué bello concepto detectaste. Abrazo agradecido realmente amiga Mar.

MAR dijo...

Gracias por tu presencia en mi blog, por tus palabras y por ver la sensibilidad que trasmiten mis poemas.
De regalo te dejo uno que escribí hace muchos años con pena en el corazón.
Cariños para ti.
................................
DERREPENTE LA VIDA PASO EN MI
COMO UNA VENTOLERA
Mariposa de dolor,
mis alas se han quebrado,
ya no me queda más color,
mis sueños no volaron
y de pena mis ojos lloraron.
Mi corazón esta herido
y yo, como un animal
me lamo las heridas.
La vida en ocasiones
no me ha tenido piedad
yo, siempre dando amor
y siempre recibiendo
latigazos de crueldad.
mar

carlos perrotti dijo...

El agradecido soy yo, Mar, también por tu sinceridad que es para mí (lo que seguramente para muchos) inspiración.

Un gran abrazo.