martes, 25 de octubre de 2016

Inciso l)





Un sueño es lo que nunca ha sido
No tanto lo que va a ser
Algo que sigue siendo inalterable
Que no deja de suceder
Ya siendo real 
O todavía irresuelto
Un espacio inmutable de tiempo.



11 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Espacio y tiempo, tan imbricados uno en el otro que no hay forma de separarlos, ¿verdad, Sr. Einstein?
Los sueños... Esa es otra, pero para eso estáis los poetas.

carlos perrotti dijo...

Así como lo dices, Juan. Tanto que los sueños (y me pasa seguido) siguen teniendo una existencia (se hayan cumplido o no) inalterable en el recuerdo.

Gracias.

Ana Muela Sopeña dijo...

Bellísimo, Carlos:

Es un poema que te deja pensando. En realidad vivimos de sueños. Aderezamos la realidad con nuestra particular visión. Todo es un sueño que vivimos y el sueño nos vive también a nosotros. La gente se aburre cuando ya no sueña. Las relaciones son muy buenas cuando se sueña juntos o separados. Cuando se deja de soñar las relaciones caen en la rutina, la rutina parece vacía y entonces ya no se sueña y todo cae por el precipicio de la nada...

Me ha encantado...

Enhorabuena
Un beso
Ana

carlos perrotti dijo...

Qué agregar, excepto que agradezco tan sensible y bello comentario que además me inspira. Un beso, Ana, y gracias de nuevo.

María Perlada dijo...

Me encantó tu texto, breve pero profundo.

Una delicia leerte.

Un beso.

María Perlada dijo...

Me encantó tu texto, breve pero profundo.

Una delicia leerte.

Un beso.

carlos perrotti dijo...

Gracias, María. Es como un impulso, como decía Vinicius de Moraes, "infinito mientras dura". Besos.

María Socorro Luis dijo...

Unos sueños se cumplen otros se rompen y muchos se pierden y se olvidan. Pero son indispensables.

Qué haríamos sin sueños?...

Abrazo, Carlos

carlos perrotti dijo...

Gracias, Soco. Indisolubles de nuestros sueños somos, estamos hechos del mismo material alguien decía. Abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Me gusta cuando escribes y lo haces con silencios
y tu voz no toca los mejores recuerdos....

carlos perrotti dijo...

Sólo sueño recuerdos como recuerdo sueños. Gracias, Mucha.