sábado, 13 de febrero de 2016

Miles



La trompeta 
Es tu dorada metáfora de poeta, Miles
El jazz 
tu forma sonora,
la implosión de tu lienzo mental 
Tu paleta tiene todos los infinitos tonos 
e intervalos del blanco
Los que se ven nítidos en Picasso,
Juan Gris o Georges Braque









Escucho tu intrincada trama 
de silencios, tonalidades y rimas
Tus caligramas de Kind of Blue a Bitches Brew 
suenan límpidos 

Como los ángeles de Apollinaire que gorjean 
en Huidobro
Y en la literatura jazzera 
que va 
de Cortázar a Kerouac















En tus fraseos suenan colores primarios 
como en Mondrian
Una jam de tangos de Manzi, 
los trazos sincopados de Boris Vian

La evolución improvisa entre lo impensado 
y lo concebido

Tal vez el verso de Alberti tenga para vos el mismo hipnótico sentido














El ayer atrasa
El mañana no se anima a partir
El presente nunca llega


Por momentos 
Entre los pliegues del éxtasis de Santa Teresa
Me guiña un ojo tu magia, 
abreva mi sed en tu frenética melancolía










Cada vez más me cala 
el alma
Tu impía poesía,
Miles




El ayer atrasa
El mañana no se anima a partir
El presente nunca llega
Cada vez me cala el alma 
Tu impía poesía, Miles

13 comentarios:

Juan Nadie dijo...

"El ayer atrasa, el mañana no se anima a partir, el presente nunca llega".
¡Qué bueno!
¡Ay, Miles... esa trompeta de terciopelo...!

marian dijo...

Madre mía, Carlos, qué poemazo te ha salido (del alma).

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Trompeta de mi alma, Miles, toda la madrugada escuchándolo y garabateando frases, quiebres del tiempo resultaron en esto...

carlos perrotti dijo...

Sí, Marian, muchas gracias, hay versos que me salieron del alma o de lo que sea que llevamos dentro.

Adriana Alba dijo...


...A veces pasa
alguien más te habita
y vos no estás...

Seguro estaba Miles, suele habitar en muchos corazones.

Besos Carlos.

carlos perrotti dijo...

Eso si que estuvo genial, Adriana. Gracias. Besos!

MAR dijo...

Me parece precioso, porque con inspiración no hay momentos de perdida.
MUY BUEN POST.
Un abrazo para ti con cariño.
mar

carlos perrotti dijo...

Gracias, Mar, quién pudiera hacer realidad la eternidad del instante pleno de inspiración. Otro fuerte abrazo para vos...

Ning Jie dijo...

Esto es sentir. Sentir con la misma pasión que Miles interpretando. Esto es escribir lo que dicta ese algo que no se puede localizar en el cuerpo, y que no puede recibir otro nombre que: Alma.

Abrazo, Perrotti!

carlos perrotti dijo...

Gracias, Ning, extraño (estoy seguro que hablo por todos, extrañamos) leerte, extraño tu inspiradora prosa como ansío (ansiamos) ver-admirar las obras que seguro estás concretando. Doble abrazo para vos!

Mucha de la Torre dijo...

Te escribo desde mi telefono
Estoy dando mis clases en El Herald.un rato libre.Te leo.lo intenso de tu escrito las ganas de tus letras

MuCha dijo...

Bueno ahora te puedo leer mejor desde mi casa te escribo maravilloso muchacho tus letras intensas

carlos perrotti dijo...

Gracias, Mucha, como siempre por tu aliento. Sí, siento sinceramente la música de Miles y por momentos siento que algo de su intensidad afloró en estos versos.