lunes, 4 de enero de 2016



1.
Un sutra dice:
“No hay discontinuidad
Entre pasado, presente y futuro” 
Como el cuerpo y su sombra en un instante son una unidad
No existen discontinuos ni estancos


 2.
Soy, a la vez, lo que fui
Lo que alguna vez seré
Y lo que no dejo de ser
Ni siquiera un instante


3.
Nada hay más allá de este instante
De inasible presente interminable
Nada más estable, expansivo, sucesivo, inmensurable
Un intersticio de tiempo inextinguible, irrefrenable


10 comentarios:

Ning Jie dijo...

Lo queramos o no (a veces desearíamos lo contrario) llevamos a cuestas lo que fuimos, por supuesto lo que somos, y esperemos que lo que seamos.
Sin más. Y sin menos.

carlos perrotti dijo...

Lo seremos, incluidos los cambios. Gracias, Ning.

Juan Nadie dijo...

No sé por qué, esa unicidad, esa negación de la discontinuidad entre pasado, presente y futuro, me recuerda al Rilke de "Elegías de Duino".
Todo es presente interminable. Un poema para reflexionar.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Rilke me perdone esas cosas que me salen. Y siguen saliendo, sin parar.

marian dijo...

A base de insistir, acabarás dando con la piedra filosofal y conseguirás la inmortalidad (luego no te quejes, cuando te veas en esa situación, eh;)

carlos perrotti dijo...

Algo voy a detectar, Marian de pura cepa. Gracias.

MAR dijo...

Totalmente de acuerdo...vivir de momento en momento...
Un abrazo grande para ti y un lindo inicio de año.
mar

carlos perrotti dijo...

Buena lectura, Mar. El mejor año para vos...

MuCha dijo...

Escribir largando lo que se siente
sin miedo a que te juzguen
ya que el que juzga no entiende
BeSo

carlos perrotti dijo...

Wow. Otro.