jueves, 10 de septiembre de 2015

No existe lo mismo

(Fotografía de Erwin Blumenfeld)


Nada es lo mismo
No existe algo que sea igual
Nada es exactamente lo que fue
Ni lo que será
Nada hay que no sea todo
Todo existe excepto lo mismo
Todo es único y también
Idénticamente distinto
Todo va siendo
Nunca es siempre
Todo existe en sí mismo
Nada cambia de repente
No existe entonces lo mismo 
Y nada es permanente
Si dos sienten igual
Uno de los dos miente
Nada es sólo lo que es
Sino todo a la vez
Ensimismadamente
Viene siendo desde siempre

7 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Me encantan tus versos filosóficos....leo y releo, capto con alma y cerebro.
Muchos confundimos el UNO MISMO con el YO,El YO es un molde que se encuentra en contacto directo con el mundo, a través de los sentidos y el cuerpo físico, permitiendo experimentar la propia individualidad a través de una identidad (personalidad). El uno mismo, el SER, se encuentra encerrado dentro del yo; esto le protege parcialmente de los avatares de este mundo físico y mortal, ya que su primera naturaleza es energética y espiritual.Creo que por eso tenemos esa Divina Nostalgia de aquello que fuimos y nos debatimos, porque sabemos que hay algo que trasciende a nuestro entendimiento, el ALMA sabe, solo que en ocasiones "no recuerda", a mi criterio cuando escribimos hay una parte de nuestro Ser que evoca lo que ansiamos, que recuerda lo que "fuimos".

Besos Carlos y buen finde!

carlos perrotti dijo...

Adriana, me dejás mudo. Voy a tener que encontrar palabras. Mientras tanto te releo yo a vos, agradecidísimo.

Besos y lo mejor para vos.

carlos perrotti dijo...

Pregunta: la imágen de Erwin Blumenfeld no es un reloj de arena?

Juan Nadie dijo...

"el ALMA sabe, solo que en ocasiones "no recuerda", a mi criterio cuando escribimos hay una parte de nuestro Ser que evoca lo que ansiamos, que recuerda lo que "fuimos".
Esta frase de Adriana es puro Platón.

Poema de los contrarios, en cierto sentido. Para meditar cada una de las estrofas.

Juan Nadie dijo...

Dos senos enfrentados, un reloj de arena, sí.

Adriana Alba dijo...

Juan, gracias por tu apreciación, apenas soy una lectora curiosa .
Con respecto a la fotografía y su estética existencial, me recuerda mucho al Budismo Zen, que tiene su orígen en la cultura Budista y Taoísta...donde se hace incapié en todos los fenómenos, para comprender la unidad de los contrarios, también podría ser un bellísimo reloj de arena jaja, pero es mejor no pensar y simplemente observar sin juicios. El observador se convierte en lo observado.

(...)

El hombre es un ser pensante, pero sus más grandes obras las realiza cuando no piensa ni calcula. Hay que volver a ser como niños, mediante largos años de aprendizaje del arte de olvidarse de sí mismo. Cuando esto se ha conseguido, el hombre piensa y sin embargo no piensa. Piensa cómo la lluvia cae del cielo o las olas del océano rompen sobre las rocas; piensa cómo las estrellas iluminan el cielo nocturno o las hojas son arrastradas por la brisa primaveral. Ciertamente él es la lluvia, el océano, las estrellas y las hojas. (D. T. Suzuki)

Abrazos para ambos y felicitaciones por el post.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Y gracias de nuevo, Adriana. Qué maravilloso intercambio han provocado vuestros aportes. Oriente-occidente, iluminación-oscuridad, sujeto-medioambiente, etcétera, la unicidad de los opuestos o contrarios... Para meditar. Sí.