miércoles, 11 de febrero de 2015


Un instante es el tiempo 
Una voz el silencio 
Un trecho a tu alcance el infinito 
Una gota el océano 
Un ramo de flores el fuego 
Una lágrima apenas eso 
Una condena el paraíso 
Y vos mi infierno 

Un sueño es una puerta 
Un laberinto mi deseo 
Una ventana el instinto 
Un gemido un destello 
Una pérdida fue encontrarte 
Un campo minado tu cuerpo 
Una maldición tu amor 
Y tu sexo el cielo 

Un pájaro es una nube 
Un gato un manojo de lluvia 
Una palabra una hoja en blanco 
Una pupila la luna 
Un atajo la poesía 
Una canción el viento 
Una versión la vida 
Y la muerte un invento 

Un recuerdo es un eco 
Una duda mi credo 
Un antídoto el miedo 
Una mentira la verdad 
Una certeza lo incierto 
Una coartada el bien y el mal 
Un atisbo lo real 
Y un poema incluso esto 

8 comentarios:

Manolo López Gómez Gatopardo dijo...

Si te sirve de algo, te doy mi enhorabuena por el pedazo de poema que te has sacado de la chistera de la poesía.
Musical y profundo.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Gato. Tiene ritmo y versos que me gustan mucho.

Juan Nadie dijo...

Me quedo con estos oxímoron:

"Una pérdida fue encontrarte"

"Una duda mi credo"

"Una certeza lo incierto"

carlos perrotti dijo...

Ése me encanta aún también. Gracias Juan!

marian dijo...

Pero, ¿cómo se te pueden ocurrir estas cosas?
Y hacerlas poesía...

carlos perrotti dijo...

Gracias, Marian, te lo dedico... Y éste haiku que se me acaba de ocurrir también.

marian dijo...

¿Cómo se dice? Ah, sí... es un honor.

carlos perrotti dijo...

Cuando uno dedica algo siempre se queda corto...