miércoles, 19 de noviembre de 2014

DIÁLOGO ENTRE UNO Y OTRO


U: Él no se encuentra a gusto entre poetas. Una vez hasta se orinó en ellos.  

O: ¿Él?

U: Usted.

O: No diferencio.

U: ¿No fue usted acaso el que dijo ser otro?

O: No siempre soy. ¿Quién puede serlo?

U: Yo. 

O: Lea bien entonces.  

U: No vaya a orinarme.

O: ¿Usted se asume como poeta?

U: No lo creo. La poesía es impunidad.   

O: La poesía es la ciencia que elucida lo que queda boyando en aguas de la entropía toda vez que el alma asoma la nariz en la superficie de lo real...

UNA BREVE INMENSIDAD DE SILENCIO SE EXTIENDE COMO UN DESIERTO ENTRE UNO Y OTRO.

O: ...Me refiero al alma humana, porque las otras están lejos aún de concebirse. 

13 comentarios:

marian dijo...

Menudo problema de identidad...

marian dijo...

Menos aquí (muy bueno):

La poesía es la ciencia que elucida lo que queda boyando en aguas de la entropía toda vez que el alma asoma la nariz en la superficie de lo real...

Juan Nadie dijo...

"U: ¿No fue usted acaso el que dijo ser otro?

O: No siempre soy. ¿Quién puede serlo?"

Eso.

carlos perrotti dijo...

Juegos de identidad, Marian.

Interesante lo de la entropía, no?

carlos perrotti dijo...

Escribía y recordé la frase de Henry David Thoreau: "voy a ser yo mismo, si no quién va a serlo?" y me salió eso. Mucho mejor, obvio, lo de Thoreau.

Juan Nadie dijo...

No creas. A mí me gusta más la tuya, en serio.

Juan Nadie dijo...

Por cierto, la anécdota de Picasso y la gata que aparece a la derecha del blog es genial.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan, pero así fue la cosa.

carlos perrotti dijo...

Sí, genial como Picasso, y pura ternura.

Gatopardo dijo...

Espero que llegando tan tarde, me ced tiempo para felicitarte..

carlos perrotti dijo...

Agradecido, Gato, nunca es tarde, nunca hay nunca para los amigos...

marian dijo...

Los juegos de identidad son también interesantes y tienen mucho que ver con las apariencias.

carlos perrotti dijo...

Ni más ni menos, y con los muchos que somos sin volvernos locos.