sábado, 2 de agosto de 2014

Vincent (1)


Hay algo de Shakespeare
En Rembrandt
Como hay algo del evangelio en vos
Hay algo tuyo en la melancolía
Y en la desolación
Vincent Van Gogh
Hay algo en tu determinación
En tus ojos de artista
Algo más que óleo y sudor
En tu laborioso pincel
Pintar jugándose el alma y la piel
Como proponía Millet


Hay algo en las pinturas que le arrebataste a la locura
Y que le ofrendaste a un mundo que no pudo valorarte
Hoy cualquiera, ironías del destino mediante
Jura que valora tu arte
Si algún error cometiste fue nacer un kalpa antes


Hay algo de tortura esplendorosa
En tu trabajo, en la sustancia, en cada trazo
En cada tela que pintaste con pasión
La naturaleza en constante convulsión
Una marea de colores en rebeldía
Hay algo maldito también en lo que decías
Ser útil, servir para algo
Era tu obsesión
Hay algo en lo inexplicable que explica la sinrazón


Hay algo en la vida que todavía es
Lo que te dolía
Algo que puede comprenderse en sueños
Pero que al despertar se nos olvida
 Algo como cuando un recuerdo
Se queda enredado en otro y de pronto
Ya no sabés lo que estás recordando
Si lo soñaste o te lo contaron
Hay algo en vano que jamás nos explicaron
Algo en el mundo que lo hace inmundo
Tu dolor
Y algo que lo vuelve bueno y bello
Vos, Vincent Van Gogh


6 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Poema para aprender a mirar con nuevos ojos la pintura de Van Gogh. Fantástico.

Efectivamente, "hay algo en las pinturas que le arrebataste a la locura". Hallazgo.

Gatopardo dijo...

Suscribo total y absolutamente.

marian dijo...

Por lo que conocemos de él, en sus biografías, especialmente por sus cartas, creo que has seguido fielmente la ruta del alma (la de Violeta Parra) de Van Gogh. (Y con la misma belleza de su pintura)

carlos perrotti dijo...

Muy agradecido, Juan. Quiero tanto, me conmueve tanto Van Gogh.

carlos perrotti dijo...

Es increíble como a veces las cosas salen, Gato, fluyen, y otras quedan allá abajo, meras en el papel, y no ascienden de él…

carlos perrotti dijo...

Muy agradecido, Marian. En sus cartas Vincent prueba además ser un gran escritor, gran persona y artista cabal...