miércoles, 23 de julio de 2014


Si la eternidad no fuera una letanía
Una astilla de un instante
Que tarda nada 
En evaporarse
Lo que una bocanada
De tu aliento
Lo que un fragmento
Del aire
Ése armazón que nos envuelve
Y que es invisible sustento
De lo que vos y yo somos
Al mismo tiempo
Instantes distantes
Que viajan ligeros
En la brisa del silencio
Como panaderos
Por el mismo cielo

6 comentarios:

Gatopardo dijo...

Si la eternidad no fuera una letanía
Una astilla de un instante
...
¡Inspirado!

carlos perrotti dijo...

Me gusta eso y que somos instantes distantes...

marian dijo...

Igual igual que los panaderos, que serán esos paracaídas de los dientes de león ¿no?.

Juan Nadie dijo...

"Si la eternidad no fuera una letanía..."
Si tantas cosas no fuesen una letanía, un tópico, un campo trillado, un dejà vu...

carlos perrotti dijo...

Tal cual, Marian.

carlos perrotti dijo...

Un dejá vu existencia tras existencia, dice un sutra...