martes, 26 de agosto de 2014

Tanka del Centenario

Cronopio prestidigitando una trompeta


Cien años, Julio
Casi sin darnos cuenta
En un segundo
Una vuelta al cuento
En apenas cien mundos


Cronopio materializando una trompeta

En Bruselas nacen los repollos y florecen los florencios como Julio Cortázar que unos añitos después se muda a la Argentina para recalar en Banfield, al sur del sur, de donde también son Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Homero Manzi, Eladia Blázquez y el Racing Club, entre otros.  

Julio había nacido el 26 de agosto de 1914, durante un bombardeo alemán, en el 116 de la Avenida Louis Lepoutre del suburbio de Ixelles, donde estaba radicada la Embajada Argentina en la que trabajaba su padre. Falleció el 12 de febrero de 1984 en París, no recuerdo si en su departamento de la rue Martel o en el de la rue de L'Eperon, a causa de una leucemia causada por…

Qué importancia puede tener la causa si el hecho en sí mismo es imposible de creer, porque hay muertes que no son estrictamente ciertas, muertes que después de tanta vida no resultan creíbles. Una es esta. 

Lo Cortázar no quita lo Julio 

13 comentarios:

Juan Nadie dijo...

No importa de qué murió (sabemos de qué murió), lo que nos importa es que sigue vivo y seguirá.
Cien años de Cortázar, cientos de mundos en un solo cronopio.

carlos perrotti dijo...

Absolutamente de acuerdo. No sabés la presencia de Julio hoy en diarios, radios, tele, espectáculos, etc. Una bienvenida sobredosis del gran cronopio.

carlos perrotti dijo...

Y tan saludable!

marian dijo...

¿Y por qué no decirlo con normalidad? Sigue siendo una enfermedad tabú que se asocia automáticamente a homosexualidad y a drogadicción (y no estoy juzgando ni a unos y otros) y lo que ello conlleva socialmente, y olvidamos que hubo mucha gente que murió de sida contagiada en transfusiones de sangre, como fue el caso de Julio Cortázar.
Pero, ¿y si hubiera sido por los otros motivos? ¿cambiaría algo? Para mí, no.

marian dijo...

"Queremos tanto a Cortázar"

marian dijo...

Muy buenos los pies de las fotos.

Gatopardo dijo...

Enormísimo post, enormísimo homenaje.

Juan Nadie dijo...

Eso es: Queremos tanto a Cortázar!

Estupendo homenaje, Carlos.

carlos perrotti dijo...

Una vez más, Marian, toda la razón. De hecho tengo amigos queridísimos y gente que no conocí pero que admiro que murieron por el virus...

carlos perrotti dijo...

Gracias, Gato, enormísimo Julio Cortázar a quien queremos - y vos también - tanto...

carlos perrotti dijo...

Agradecido, cronopio Juan, en este día cronopio, entre cronopios como Marian y Gato, lo queremos tanto...

marian dijo...

Eso de ser cronoprio (o cronopia:) suena de maravilla. Un buen estigma.

carlos perrotti dijo...

Título honorífico otorgado por Julio "a todos aquellos a quienes aunque sea por un rato les interesa y hacen algo para que todo esto mejore al menos un poco..."