lunes, 30 de octubre de 2017

Satie



(Erick Satie por Santiago Rusiñol)



Suena Satie, su esbelta sedosa música
De lánguidos tonos grisazulados
Sus dulces melancólicos acordes para piano acarician
La sonora quietud que mana de mi gato
Adormilado y alerta
Sobre la cama vacía
Entre las pálidas sábanas revueltas, ya frías  


“Un sutra dice que deberías saber leer
El medioambiente, cada suceso
Como expresión del sagrado universo que sale de vos”
Una suave brisa se adentra en mi habitación
Viene del cielo que luce ese color de vidrio empañado
Con el que Suzanne Valadon pintó a Satie
Antes de abandonarlo


Dos moscas doradas copulan
Entre los pétalos de una rosa china en flor
Lenta la tarde se inclina sobre mí 
Envuelto en nostalgias y melodías
Gnossiennes y Gymnopédies
Elusivas como las sombras, inasibles como la luz
Y nunca demasiado explícitas como en Satie 



(Erik Satie por Suzanne Valadon)



(Erick Satie Piano Works)


16 comentarios:

Kasioles dijo...

Llevo un buen rato escuchando la música de Erik Satie, sabes elegir bien, de eso no tengo ninguna duda, lo cierto es que me suena, seguro que forma parte de la banda sonora de alguna película, ahora no la recuerdo.
El poema emana melancolía y nostalgia, será también por los personajes que mencionas, la vida de la pintora bohemia da para escribir un libro.
Cuando tenga un rato, volveré para escuchar esa música y releer tu poema.
Cariños.
Kasioles

Juan Nadie dijo...

Fantástico.
Me gusta este poema, porque me gusta la música de Satie, esa "sedosa, lánguida y meláncolica música, esa sonora quietud", que tú acabas de definir tan bien.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles. La música de Satie integra gran cantidad de bandas sonoras. De hecho así conocí sus composiciones más conocidas o populares y me hice devoto de su obra y vida. Un ser muy particular, Satie, como su único amor, "su amor final", la pintora Suzanne Valadon, una verdadera transgresora para su época aparte de haber sido modelo y musa de los artistas de Montmartre...

Abrazo grande Kasioles y gracias de nuevo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Me gustó también escribirlo: son intentos de expresar lo que me sugiere, provoca, conmueve la música de Satie: uno de mis imprescindibles.

María Perlada dijo...

Genial la música del vídeo que he estado escuchando, amigo Carlos, que no la conocía, y tú nos la presentas en esta entrada con esos versos tan originales, que de elegir me quedo con los primeros que son los que más me han gustado.


Y me dejo llevar por la brisa de la música, para volar entre las teclas del piano y las de mi teclado.

Un placer venir a tu precioso rincón.

Besos y feliz noche de Hallowen.

AMBAR dijo...

Hola Carlo.
Por aquí llego con bastante retraso, nunca soy capaz de llegar a tiempo.
Como soy un tanto despistada te aseguro que he escuchado la música muchas veces y nunca me he parado a pensar o mirar de quien era.
Gracias por compartir la he vuelto a disfrutar.
Un abrzo.
Ambar

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, María. Qué alegría que te guste Satie, qué emoción que podamos compartirlo. Toda su obra merece escucharse, pura inspiración, su vida fue la de un artista...

Placer que sientas así, amiga. Besos y muy feliz Halloween!!!

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ambar. Bienvenida de todas maneras. Y si disfrutas a Satie, qué mejor!

Abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Wowwwwww!!!!!!!!!!!!!
me has encantado con el amor de tus letras

Mª Socorro Luis dijo...

Música y poema...
Un binomio fantástico para enredarse y soñar.

Feliz tarde, besos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias encantadora querida Mucha.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Soco. Hay versos de este poema que me encantan. Sí.

Muy feliz tarde también para ti. Abrazo.

Maru dijo...

Precioso conjunto de música y letras, un alma llena de arte y de paz la tuya, felicidades Carlos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Maru, lo intento todo el tiempo, con mucho esfuerzo, llenarme de paz y de cualquier manifestación de arte donde se encuentre por todas partes...

Abrazo agrande.

Adriana Alba dijo...

Increíble!
Parece que nos pusimos de acuerdo, de alguna manera la memoria universal nos une.
Música, pintura, poesía y gatos, gatos, gatos...

Un abrazo querido Carlos.
Y un -victorioso VIVA!!!- el arte es sanador, nos conecta con las luces y sombras de todas las cosas.


«El arte unirá a la Humanidad. El arte es uno e irrepartible. El arte tiene muchas ramas y una sola raíz… Cada uno percibe la verdad de la belleza. En la belleza estamos unidos, por la belleza oramos, Con la belleza conquistaremos. Para todos deben ser accesibles y abiertas las puertas de la fuente sagrada. La luz del arte iluminará los innumerables corazones con un amor nuevo. En un principio, este sentido vendrá desapercibido, pero más tarde este sentido limpiará toda la conciencia humana. Cuántos corazones jóvenes están buscando algo bello y auténtico. Dadselo, pues. Dadle el arte al pueblo, que el arte le pertenece.» (Nikolái Roerich, «Sobre el Arte»)



carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. Totalmente. Todos de alguna manera unidos por los mismos vasos comunicantes. Gracias de nuevo por tus iluminadoras palabras y tus siempre certeros aportes como estos humanizadores conceptos de Roench que no me canso de leer...

El arte sana, sacia y salva. Abrazo grande querida amiga!