domingo, 9 de abril de 2017

Siente este instante






Siente este instante
Que como un eco desde su centro se expande
Quién sabe dónde empieza
Dónde exactamente termina
Quién puede medir o parcelar, con precisión
Su duración, su continente
Su textura, su alcance








Siente este instante
Casi más circular que el aire
Menos horizontal que el viento
Vertical como una lágrima que cae
Intrincado como un sentimiento
Resbaladizo como una religión
Oblicuo como el sol de la tarde
Sinuoso como toda interpretación
Y como el sueño insondable
Dulzón como un acorde turquesa
Igual de concéntrico que el silencio
Ácido como un recuerdo malherido
y filoso como el olvido por naturaleza
Oscuro como el túnel que va
Hasta los confines de este presente
Equidistante de la eternidad 
Siente este instante
Inasible, impermanente
Lapso que sucede interminablemente







10 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Vaya primera estrofa. Me quedo con ella, sobre todo con:
"este instante
Que como un eco desde su centro se expande"

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan, como un eco de emanaciones multiformes puede verse un simple instante...

Kasioles dijo...

¡Lástima que no pueda retener en la memoria instantes maravillosos que he vivido!
Puede que los recuerde, pero no con la misma intensidad como los he sentido.
Y el tiempo es el peor enemigo que trata de erosionar recuerdos cuando pretendemos tenerlos bien protegidos.
Hay tantas emociones acumuladas en un instante, que yo creo no somos conscientes de ellas y mucho menos las podemos describir.
Son como gotas de agua que se escapan sin dejar rastro.
Intento retener este instante en que te deseo todo lo mejor en esta semana que acaba de comenzar.
Cariños.
Kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles, yo al menos lo retendré de corazón. Te lo aseguro. Mientras tanto el poema es apenas un intento de describir las formas, facetas y calidades que puede asumir un instante al percibirse o manifestarse.

Abrazo de nuevo amiga Kasioles.

Adriana Alba dijo...

En instantes como el que nos regalas, un parpadeo puede durar toda la vida.
Bellísimo.
Abrazos Carlos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. Así salió... y creo que hasta puede tener una continuación. Abrazos!

Carmen Troncoso dijo...

El tiempo siempre!! Carlos tu poema remece, incomoda, me hace parpadear y ademàs me siento dentro de el como en un laberinto! Un abrazo y que tengas buen fin de semana!

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Carmen. El tiempo del que todo y todos estamos hechos. Creo en el tiempo.

Otro abrazo. Igualmente.

Ana Muela Sopeña dijo...

Ufff, cada día tu poesía es más profunda y llena de evanescencia. Hace pensar, sentir y (como dice Carmen Troncoso) sumerge en un laberinto de sensibilidad...

Me ha encantado
Un fuerte abrazo, Carlos
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana. De como uno siente un instante depende todo. Eso lo he sentido, no sé si logre escribirlo pero lo he sentido muchas veces...

Abrazo, Ana, siempre agradecido.