martes, 13 de diciembre de 2016

Gato encerrado en el espejo de su mirada





El gato ve como una presencia
Donde en apariencia no hay nada
Algo, acaso un ruido de ausencia
Que atrae su mirada
Y digo ruido porque, si prestás atención
El gato está como medio dormido
Perdido en sus cavilaciones, ensimismado
Y de repente, gira el pescuezo bruscamente
Y mira en una dirección (y no en otra)
Como respondiendo a un llamado
Y se queda después mirando fijo
Un punto impreciso de la luz
Del cielo, la pared o la tarde
Mirando absorto, o hasta inexpresivo
Como quien descubre un hallazgo 
O algo tantas veces visto antes
Una sombra invisible
Un rictus indeleble del aire
El exacto centro del instante
Un rasguño en la imagen
Un gato encerrado en el espejo de su mirada
Un reflejo interior  
O la presencia de la nada como ciencia
De lo que sólo el gato puede ver 


16 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Siempre supe que los gatos son intuitivos, casi brujitos...
Espejos gatos y palabras se funden en el caldero magico del eter, donde burbujean tus sabrosos versos!

Besos Carlos.

MAR dijo...

Sí, quien convive con un gato y los conoce los entiende y sabe lo hábiles y diría yo inteligentes que son.
A mi cada día me sorprenden, los amo también.
Un abrazo grande.
mar

carlos perrotti dijo...

Gracias, Adriana, queribles admirables seres los gatos. Durante enero está programado en mi sección gatuna El Ángel Lito, con la pintura de la artista canadiense con la que lo subiste a tu blog. Gracias de nuevo. Abrazos.

carlos perrotti dijo...

Una vez más un certero comentario, Mar: sólo quien convive con un gato comprende qué clase de seres son ellos. Un abrazo aún más grande para vos...

María Socorro Luis dijo...


Siempre he creído que gatos y perros sienten,piensan, mucho mas de lo que se cree. Sus ojos son enigmas que dicen tanto...

Milbesos, Carlos

Juan Nadie dijo...

Conoces bien a los gatos, aunque ¿alguien es capaz de conocerlos de verdad?
Lo expresas perfectamente: ese giro brusco de la cabeza del gato hacia un punto en concreto y no hacia otro, quedándose como hipnotizado, ¿por qué? ¿qué ha visto que nosotros no vemos?

carlos perrotti dijo...

Enigmas en sí mismos, Soco. Abrazo agradecido y mil besos más.

carlos perrotti dijo...

Los conozco de convivir con ellos, de observarlos por horas. Y a veces pasa eso, que los miro mientras miran por un largo rato (¿una presencia, formas energéticas como dicen por ahí, algo que pasa del otro lado?) y entonces les hablo y voltean la cabeza de inmediato y me miran y les pregunto qué están mirando y asienten y entrecierran los ojos o bostezan y se van tal vez pensando cómo te explico algo que no podrías creer o que ni siquiera entenderías que está pasando...? Gracias, Juan.

Juan Nadie dijo...

Genialmente explicado el misterio de los gatos.

carlos perrotti dijo...

Agradecido. Eso de que "algo que pasa del otro lado" se lo robé a Cortázar, eh? Amante de los gatos si los hay.

Ana Muela Sopeña dijo...

Fabulosa manera de retratar el mundo mágico de los gatos.

A veces miran algo fijamente y pensamos...¿qué mirará?

Nosotros no vemos nada, pero ellos sí. Ven energías del mundo astral, seres de otras dimensiones. En fin, que además de ser unos fabulosos amigos nos defienden de los entes indeseables. Son guardianes interdimensionales.

Tu poema es bello en su sencillez y nos conduce a la puerta de la maravilla.

Un placer de lectura
Felicitaciones por tanta belleza y por permitirnos reflexionar sobre estas dulces criaturas que son los gatos...
Abrazos
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana. Leía esta tarde al gran músico brasilero Egberto Gismonti. Decía que sus gatos "protegen el acto creativo, lo protegen de las malas energías que nos rodean a diario y de las que muchas veces no somos conscientes", y me impresiona que tu frase "nos defienden de los entes indeseables" rima a la perfección con lo que siente Gismonti con toda convicción.

Por lo demás, así salió el poema, siento admiración por los gatos, Da Vinci decía que el gato es una obra maestra. Apelo a él una vez más. Como vuelvo a agradecer tu considerada lectura una vez más, Ana. Un gran abrazo.

Adriana Alba dijo...

Querido Carlos, paso a dejarte un fuerte abrazo y mis mejores deseos para las próximas Fiestas.
Que el 2017 nos encuentre unidos y esperanzados en que lo mejor está por llegar.
Gracias por todo lo compartido.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. Sin duda, un destino mejor está asomando. Nos lo merecemos de una buena vez y por todas. Paz y hermandad entre los argentinos es un buen principio y lo demás será una lógica feliz consecuencia.

Te deseo también lo mejor para vos y para todos los que vos quieras, Adriana, en estas fiestas, para el próximo año y los que vengan. Y como dice Lennon en Mind Games "sigamos jugando juntos los Juegos de la Mente". Un gran abrazo una vez más agradecido por todo.

Kasioles dijo...

Admiro tu imaginación, seguro que a nadie se le ha ocurrido escribir, de forma tan atrayente, el reflejo de un gato ante un espejo. Felicitaciones.
Pese a no tener tiempo ni para poner al día mi blog, no quiero que se pasen estas fechas sin antes desearte una muy FELIZ NAVIDAD en compañía de tus familiares y amigos.
Cariños.
kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles, siempre generosas y sensibles tus palabras, como tus recetas llenas de sabores y sentimientos, como tu delicada sustanciosa poesía repleta de experiencias de vida.

El que está admirado soy yo, Kasioles, sinceramente, porque ha sido un inmenso e inspirador placer conocer tu blog y tus historias y leerte, por lo que brindaré en estas fiestas de Navidad y Año Nuevo deseando lo mejor para vos y los tuyos, y para que nos vaya bien a todos.

Un gran abrazo.