lunes, 19 de octubre de 2015

Peoma















Como narir y mocer
Cierno e infielo
La oscuración y la iluminaridad
Exiven y a la vez convisten 
Sin osmo degen
Que su mitro oristino
En los reaños de la sueñalidad
Donvo yo vide
En el través de la rema
Ni cejos ni lerca
Ni fuentro ni adera
Vierte y muda
En un peoma










(Imágenes de Erwin Blumenfeld)

21 comentarios:

Ning Jie dijo...

Y la genialidad de hizo peoma!

Juan Nadie dijo...

¡Qué bueno!

"La oscuración y la iluminaridad"

Las sílabas se entreveran y forman nuevas palabras. ¿Nuevas visiones de la relidad?

marian dijo...

Palando con las Juglabras.
Me gusta el resgo y jueultado.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Ning. Así salen las cosas. Vaya a saber de dónde vienen.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Y me gusta como suenan. Es como que algunas hasta podrían tener significados...

carlos perrotti dijo...

Gracias, Marian. Me encantó eso. "Palando con las juglabras" es lo más.

Adriana Alba dijo...

Una hermosura Carlos!
Que lindo inventar palabras, te acordás de Cortázar y su "Te Cielo" ?

Un abrazo grande y sigamos tejiendo peomas.
Con respecto a tu pregunta, me suceden las dos cosas, algunas veces la imagen me conmueve y salen palabras y otras son primero las palabras, que intuyen que en algún lugar las está esperando la imagen para sumarse a su travesía...porque las palabras son eternas viajeras lo sabias?

Mas abrazos!

carlos perrotti dijo...

Gracias, Adriana, me imaginaba que había como un mix. Claro, eternas viajeras, cambiantes y hasta inmóviles e inasibles pasajeras... Y otros abrazos.

Ning Jie dijo...

¿De dónde van a venir? De la bendita imaginación. ¡Y que nos dure hasta el último suspiro!

carlos perrotti dijo...

Ojalá eso y ahí colgar los botines con ganas!

RECOMENZAR dijo...

De la oscuridad de las tinieblas de tus palabras
me agarro fuerte
tratando de descubrir
sonriendo
la prosa inigualable que has escrito
Sintiendo dentro tuyo lo que queres sentir
Y le pongo música lenta
mientras un bandoneón viejo
salta las notas
de una cadencia sensual
mientras escribes tus notas

al anochecer fumando la pipa de tus sueños

:)

carlos perrotti dijo...

Gracias, Mucha. Tus poemas tienen ese automatismo propio de la sinceridad y la naturalidad surrealista que tanto valoro y me gustaría lograr. Muy agradecido.

marian dijo...

Siguiendo el juego tendría que ser "jugabras" en lugar de "juglabras" :)
Sí se podrían encontrar nuevos significados, recordemos "tristería", p.e.

MAR dijo...

Leo y leo lo que no esta escrito....adivinando...me gusta la creatividad.
Un abrazo para ti.
mar

carlos perrotti dijo...

Gracias, Mar. Excelente verso para comenzar un poema: Leo y leo lo que no está escrito... Creo que alguna vez te lo voy a pedir prestado.

Copio y pego una traducción del Peoma:

Como nacer y morir
Cielo e infierno
La iluminación y la oscuridad
Existen y a la vez conviven
Sin otro destino que su mismo origen
En la realidad de los sueños
Donde yo vivo
En el revés de la trama
Ni lejos ni cerca
Ni adentro ni afuera
En un poema

Gracias de vuelta. Abrazo grande.

carlos perrotti dijo...

No están mal ambas, Marian. Lo de tristería es insuperable. Horacio Ferrer es un maestro.

carlos perrotti dijo...

Errata:

...En el revés de la trama
Ni lejos ni cerca
Ni adentro ni afuera
Vida y muerte
En un poema

Juan Nadie dijo...

¿Y si dijese que
"La iluminación y la oscuridad
Existen y a la vez conviven
Sin otro destino que su mismo origen"
me recuerda en cierto sentido a Rilke, sería una burrada?

carlos perrotti dijo...

Ojalá alguna vez me acerque siquiera a Rilke...

Mucha de la Torre dijo...

Como nacer y morir
Cielo e infierno
La iluminación y la oscuridad
Existen y a la vez conviven
Sin otro destino que su mismo origen
En la realidad de los sueños
Donde yo vivo
En el revés de la trama
Ni lejos ni cerca
Ni adentro ni afuera


Y es adentro y no es afuera
la luz que te oscurece la llama que te ilumina
entre el nacer y el vivir
solo hay un guión de por vida
Y somos tan imbéciles que sabiendo que solo siendo un guión
no lo hacemos vida

carlos perrotti dijo...

Y a propósito de los surrealistas, Mucha, no habrás sido musa de alguno de ellos en aquel tiempo?