miércoles, 1 de julio de 2015

Bolsa de Gatos 61/70



70. George Harrison amaba a los gatos. Josstick y Corky son tal vez los más conocidos entre los muchos que tuvo. Pero fue Si-Fu Yow el que le inspiró la canción “The Hottest Gong In Town”, uno de sus últimos éxitos.




69. "Gato y poeta son uno solo y poesía al mismo tiempo..." (Parafraseando a Ana Cristina César)




68. “El Gato del Dalai Lama” es el nombre de la entretenida novela de David Michie, pero que no tiene mucho que ver con el gato de Tenzin Gyatso, decimocuarto Dalai Lama, actualmente exiliado en Dharamsala, en el estado de Himachal Pradesh, en el noroeste de la India, en un monasterio donde pasa sus días preparando sus conferencias, reparando viejos relojes, su hobby, cultivando orquídeas o simplemente jugando con su gato, sí, pocas cosas lo divierten tanto como jugar con su gato. 




67. Freddie Mercury no se separó de sus gatos aún en los últimos momentos, en especial de ‘Delilah’, a la que le dedicó una canción: “Me hacés reír cuando quiero llorar / Me das esperanzas / Pero de pronto me mordés / Está todo bien / Sos toda garras / Soy tan feliz cuando te dormís a mi lado / Acurrucada / Sos la niña de mis ojos / Aunque me enojo cuando te meás en mis suite chippendale…"



66. “Cuando se dice que en Ulthar, más allá del río Skai, ningún hombre puede matar a un gato, ciertamente lo creo, mientras lo veo revolcarse junto al fuego del hogar. Porque el gato es críptico, y cercano a cosas misteriosas que el hombre no puede ver. Es el alma del antiguo Egipto y portador de historias de las ciudades ya olvidadas de Meroe y Ophir, y pariente de los amos de la selva y heredero de los arcanos de la remota y siniestra África. La Esfinge es su prima y él habla su misma lengua. Pero el gato es más antiguo que la Esfinge y recuerda lo que ella ha olvidado.” (Los Gatos de Ulthar - Howard Phillips Lovecraft)




65. "Adoro a los gatos, me gustan mucho. Y yo soy muy gata, una verdadera gata, y adoro mis ojos, mi boca y mis piernas. Gusto mucho de mí. Y los gatos gustan de sí mismos". (Adriana Lima, supermodelo de Victoria's Secret)




64. Hanna y Suri vivieron en casa veinte años y medio. Hanna había nacido en mayo de 1986 y Suri en febrero del año siguiente. Hanna murió en noviembre de 2006 y Suri en agosto al año siguiente. Vivieron, ahora me doy cuenta, la misma cantidad de tiempo, veinte años y medio cada uno. Cuidaban de mi hijo cuando volaba de fiebre por las noches, sentados en guardia como esfinges inamovibles a cada lado, como esos chintes de piedra que custodian las entradas de los templos en Mandalay o Ankor Wat. No hay día que no los recuerde.  (CP)




63. ”Cuando juego con mi gata, quién sabe si no es ella la que me utiliza para pasar el rato.” (Michel de Montaigne)


62. “Estaba leyendo en el umbral de mi casa en Nueva Jersey cuando un gato de la calle empezó a refregarse entre mis piernas. Era hermoso, algo arisco, pero de repente, por alguna razón, me rasguñó la mano y salió corriendo. Al día siguiente, desperté con el brazo hinchado, tenía fiebre y una línea roja de la muñeca hasta el codo. Lo que siguió fue una agitada jornada de hospital entre sueros y antibióticos. El médico me dijo que me salvé por poco y que quedé alérgico a los gatos. Igual me trajo suerte el incidente porque unos días después los Hermanos Coen convocaron a un casting para ‘Inside Llewyn Davis’. Ni abrí la boca cuando me dieron a leer el guión. Iba a tener como compañero durante gran parte de la película a un gato. Pero actuar con los Coen era uno de mis sueños. Luego, ya en rodaje, con los seis gatos que trajeron al set tuve muy buena química y de la supuesta alergia ni noticias”, dijo Oscar Isaac en una entrevista en el Hotel Ritz-Carlton donde se alojó por el estreno del film en el Festival de Cannes 2013. 




61. "Nuestro gato tiene tres patas. La historia fue esta. Estábamos de vacaciones en la playa. Mi esposa y uno de mis hijos habían ido a ver a un veterinario para hacerle un control a nuestro perro cuando alguien irrumpió desde la calle con el gato. Un coche lo había pisado y tenía una pata destrozada. El veterinario hizo todo lo que pudo, pero el animal había perdido mucha sangre. Fue entonces que mi hijo me llamó llorando y ni lo pensamos, alquilamos un helicóptero y llevamos al gato a lo de nuestro veterinario en París. Lo demás fue todo feliz. Lo hicimos parte de nuestra familia.” (Alain Delon) 


2 comentarios:

Ning Jie dijo...

Liverpool (en honor al himno del equipo) se cayó hace año y medio de un octavo piso. No sé si ya había agotado sus anteriores seis vidas o fue un suicidio premeditado por alguna crisis existencial, que también las tienen. Poco después Oops (ésta en honor a la canción de Kevin Johansen) ocupó su lugar, y aquí anda, de madrugón como la dueña, con la perspectiva de no tener que ir a trabajar y poder dedicarse al principio básico de un gato: El dolce fare niente.

Buenos y felinos días!

carlos perrotti dijo...

Buen mediodía, Ning... Algunos siameses tienen tendencias suicidas, dicen, cuando no elaboran alguna circunstancia emocional, dicen también. Lindos nombres tus gatos. Saludos a Oops.