martes, 9 de junio de 2015

Haikus para Satie “con un guiño de Rimbaud”


Satie por Suzanne Valadon



Es casi real
La resonancia visual
De su música

Se ve lineal
Sonando en silencio
Con cada nota

 Dice en haiku
La lengua de su alma
Lo indecible

Suena callado
Poeta sin palabras
De voz circular
Satie por Ramón Casas
Ojo musical
Oído poético
Piano surreal

Tonos en blanco
Cifran lo inasible
Que oye mi piel

Formas sonoras
“Se mueren de lasitud”
Inmóvil compás

La muerte fugaz
Me suena a jazmines
En Erik Satie

Satie por Santiago Rusiñol

8 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Muy adecuados los haikus al minimalismo de Satie.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Un grande minimalista. Un genio muy personal y parecido a sí mismo.

marian dijo...

Has conseguido que suene Satie sin escuchar su música.

Suenan los "seven"

La resonancia visual
Sonando en silencio
La lengua de su alma
Poeta sin palabras
Oído poético
Cifran lo inasible
“Se mueren de lasitud”
Me suena a jazmines

carlos perrotti dijo...

Muy agradecido, Marian, y conste que le robé "ese verso" a Rimbaud, quien inevitablemente me suena cuando suena Satie.

marian dijo...

Las pinturas están también bien relacionadas con la entrada.

carlos perrotti dijo...

Sí, Ramón Casas y Carbó y Santiago Rusiñol: dos grandes de Cataluña, tengo entendido. Suzanne fue el amor de Satie, "quien lo inició en el amor por los gatos y le dejó el corazón lleno de pena" tras su abandono.

SirGatopardo dijo...

Desde luego hay un músico haiku, ese es Satie. Lo conseguiste nuevamente pibe.

carlos perrotti dijo...

Y vos lo redondeaste, Gato. Músico haiku, qué cosa bella. Gracias.