domingo, 17 de mayo de 2015



Hágase la luz fue una voz proferida
En medio del silencio más ensordecedor 
Una metáfora que refuta aquello de que la luz, más veloz
Llega siempre antes que el sonido
La prueba más evidente de que el silencio ya era
Que estaba antes de que todo fuera
Que existía inherente en el oscuro vacío de un tiempo
Donde ni siquiera el tiempo existía
Hablo de una era que algunos budistas llaman kuon ganjo
Cuando explican las cosas de diferente manera
El silencio no es tal y, como la luz
Derrama sobre el espacio su forma expansiva
Todo no es más que un eterno presente
Todo continúa: nada comienza ni termina
En otras palabras, los reptiles vienen de un huevo
Y sus escamas derivaron en plumas
De modo que está resuelto qué fue primero
Si el huevo o la gallina
Lo que nadie puede explicar es
Exactamente cuándo el presente termina



20 comentarios:

Juan Nadie dijo...

"Lo que nadie puede explicar es cuándo el presente termina"
No termina, sólo hay presente.

marian dijo...

Conseguirás, Carlos, que me acabe saliendo humo por las orejas:)

marian dijo...

Con la propia muerte termina el pasado, presente y futuro.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Un presente interminable.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Marian, pero acuérdate que nacemos para morir con la misma lógica (sólo es un juego) que morimos para volver.

marian dijo...

Como sea así...

marian dijo...

¿Pero, volver al mismo sitio? ¿No hay otro mejor?.

Juan Nadie dijo...

No, no hay otro mejor... ni peor, de modo que apliquémonos el cuento.

carlos perrotti dijo...

Exacto. No hay mejor lugar adonde ir. En esta vida tenemos buen vino, lemoncello, Champagne, tenemos a Bob, a la Joni, a Neil Young, a Van Morrison, mucho blues, tenemos a Satie, a Miles, a Coltrane, Rimbaud, Borges, Baudelaire, Cortázar, tenemos a Kerouac, cientos de films en el corazón, tenemos amigos, al Racing club de Avellaneda, tenemos mujeres, rocanrol, jazz, cada vez más jazz, tenemos a Piazzolla y a Gardel, tenemos gatos, pizza a la parrilla, mariscos, Van Gogh, Cezanne, Turner, El Bosco, Velázquez, Sorolla, la Avenida Corrientes, el Central Park, el Cañón del Colorado, La Gran Vía, la salsa golf, el congrio y el abadejo... Qué más? Más, mucho más. Pensalo, Marian. No es cierto, Juan?

marian dijo...

Vale, tenemos mujeres... Y las demás que nos zurzan, ¿no?

marian dijo...

Aunque sea para estudiarlos...

(Quería decir: "a las demás")

carlos perrotti dijo...

Una es un mundo, Marian. Más? Imposible.

marian dijo...

Me refería a que haya hombres también, porque si volvemos y solo hay mujeres tiene que ser un lío de mundos tremendo, que haya equidad. Ya, que se "tengan" es otro cantar, lo mejor es que cada un@ se tenga a sí mism@ (eso no falla nunca:)

Juan Nadie dijo...

Muy bien dicho, Carlos!
Y además, tenemos al Barça :-)

carlos perrotti dijo...

Tal cual, Juan. El Barça que dicen quiere llevarse a la nueva joya de Racing. Ojalá así sea.

http://www.ole.com.ar/racing/Perla-Mar-Plata_0_1283271719.html

Hombres sobran, Marian. Los buenos son un poco más difíciles de encontrar. Como las mujeres.

marian dijo...

Pues yo veo constantemente cómo la gente se "encuentra" con una facilidad -o necesidad- pasmosa:)

marian dijo...

Pero yo pienso como Cortázar, pero en femenino, claro.

"Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto."

carlos perrotti dijo...

Fragmento enmudecedoramente genial.

SirGatopardo dijo...

El presente son las elecciones, para que queréis mas...

carlos perrotti dijo...

Lo mismo aquí. Ves que es eterno el presente?

La burla del tiempo. Estamos como en esas películas de misterio donde el protagonista no puede salir del mismo pueblo del que quiere huir...