martes, 7 de mayo de 2013


Cuando me muera, hijo
No te dejo mucho 
Apenas esta enseñanza de toda una vida
Respecto de la cual
Te aclaro
Que tengas o no conciencia
Definirá tu existencia

Nunca toques nada supuestamente tuyo
Simplemente porque nada es de nadie
Te lo aseguro
Nada es de nadie
Ni siquiera del pobre tipo que cree que algo es suyo
Y que estaría seguramente dispuesto a matar 
Para impedir que se lo saquen 

No hay comentarios: