sábado, 18 de mayo de 2013


Entre tus piernas hay
Una llave en llamas 
Un sol de sal
Una rompiente de astillas de mar

Dos lunas de nácar
Un ave de alas de espuma
Una linterna que alumbra con su haz de bruma
Un astrolabio a la deriva

Un silencio lisérgico
Una polaroid del destino
Un mapa de todos y cada uno de tus desatinos
Una estela azul de ácido eléctrico

Una resaca de jugos y besos
Un campo minado de azucenas 
Nubes doradas sobre un cielo verde veronés
Un collar de pétalos de la flor de tu pena

Un puñado de vacío
Un aguacero de lágrimas
Una boca perfumada de especias chinas
Un poema que sólo comienza cuando termina

Una letanía de pulsiones
Una partitura de tus gemidos
Entre tus piernas hay solamente
Todo aquello que es absolutamente mío 

No hay comentarios: