lunes, 3 de enero de 2011

 

Los Diez Mandamientos no son específicos ni rigurosos, tampoco honestos, son generalidades, casi el decálogo del buen comportamiento. Nada postulan contra los actos aberrantes. Yo, entonces, propongo:

1. No violarás ni serás pedófilo. No olvidarás que la sexualidad despierta gradual y naturalmente en el niño y no estimulada a tu antojo por perversión.

2. No ilusionarás a la humanidad con que existe un ser superior exterior todopoderoso dispuesto a salvarnos. No cometerás esa blasfemia.

3. No emputecerás la vida de nadie a través del entertainment, los medios de comunicación audiovisual, incluidos los blogs, y la moda.

4. No aceptarás ciegamente nada, ni idelología, ni precepto, ni dogma, ni teoría, ni profecía alguna. Lo que algunos denominan "milagro" es un efecto sin causa y, por lo tanto, lo considerarás descabellado e inadmisible.

5. No desguasarás ni saquearas el medio ambiente de todos en tu propio beneficio. Tampoco depredarás ni humillarás la dignidad de los animales.

6. No interferirás en el libre goce o en la elección sexual de ningún adulto. No considerarás que este mandamiento se contradice con el primero. Tu compromiso en favor de la masturbación como práctica iniciática de auto-conocimiento será diligente y militante.

7. No impedirás que cualquier persona decida hacer uso del derecho inalienable a poner fin a su agonía y al dolor sin sentido por el cual sufren, además, sus seres queridos.

8. No convalidarás la tortura ni volverás a hacerte el distraído con respecto a la desaparición de personas, ni confesarás a represores, colaboracionistas o apropiadores. Nunca más. Tampoco bendecirás armas.

9. No negarás la existencia de los dragones, los poetas chinos, las gárgolas, los dinosaurios del Jurásico, los unicornios, el spleen, el swing, Giordano Bruno o la vida extra-terrestre. Tampoco avalarás que la religión católica en su actividad pastoral siga adaptando y/o retorciendo su doctrina por conveniencia.

10. No escatimarás sangre y sudor hasta lograr que se incluya una cláusula constitucional que permita decapitar a los gobernantes y funcionarios que traicionen a su pueblo. Amén.


Decálogo Salvaje

Veo lo invisible
Objeto lo visible
Abrazo lo inasible
Sueño lo imposible
Creo en lo inviable
Acepto lo indeseable
Condeno lo elogiable
Ansío lo inimaginable
Postulo lo inadmisible
Odio lo incuestionable

1 comentario:

Basta Fuerte dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.