jueves, 9 de noviembre de 2017

Haikus para la Ofelia de Millais y un tanka como final


(Ofelia de John Everett Millais)


Ofelia sueña
A orillas del río
De lo eterno


Su pálida piel
De luna reverbera
Al ras del agua


Gimen las hojas   
Sus ojos miran sin ver
La brisa en flor


En algún nido
Aletea un ave    
Rasga la calma   


Dulce Ofelia
Luce en el estanque
Flota, suspira
Entre los nenúfares
De la corriente mansa


18 comentarios:

María Perlada dijo...

Pero qué preciosísimo Haikus brotan desde tu alma, mi querido amigo Carlos, la verdad es que estar en tu blog es para disfrutar del arte de las letras.

Todos me han encantado, son dulces, delicados, que acarician, pero de elegir escogería éste:

***Gimen las hojas
Sus ojos miran
sin ver La brisa en flor***

Y la imagen también es preciosa.

Un placer venir a disfrutar desde mi fría tarde otoñal a tu cálido rincón.

Besos enormes.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, María, amo el cuadro de Millais y el poema de Rimbaud del que robé algunos ecos... El placer sigue siendo todo mío, querida poeta amiga, como cuando te leo y evoco tus cálidos siempre inspirados versos.

A veces el aire se abre como una flor. De ahí debe venir ese verso.

Besos y abrazos aún más enormes.

Juan Nadie dijo...

Esto le gustaría a Hamlet. O a Shakespeare, a través de Hamlet.

"Pálida piel
de luna"

"Dulce Ofelia
entre los nenúfares"...

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Versos también para Lizzie Siddal que contribuyó a hacer la obra completa...

http://www.harteconhache.com/2017/07/la-ofelia-de-john-everett-millais.html

AMBAR dijo...

Que bellos Haikus, tanka y todo en conjunto.
La foto es preciosa, delicada y romántica.
Un gran abrazo amigo Carlos.
Ambar

Kasioles dijo...

Tus haikus y tanca son perfectos para esa pintura de Ofelia de Millais.
Su estilo muestra algo diferente, vuelve a tener como modelo la naturaleza y la pinta con los colores propios de ella, la misma Ofelia no muestra los signos de una muerte atormentada por el rechazo de su amor, la representa serena, conforme y en paz.
Hay que ahondar mucho en el arte de un pintor, para llegar a describir, tan bien, uno de sus cuadros y para colmo que lo hagas en verso.
Gracias por tus palabras de bienvenida en mi espacio, sólo por eso, ya vale la pena el haber regresado, todos me habéis abierto los brazos para recibirme y eso es un gran apoyo para mí.
Cariños.
kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ambar. Me gustó escribirlos y creo que me salieron con cierta dignidad y belleza. La imagen tiene la atmósfera que describes. A veces uno no queda conforme con lo que decide subir. Lo sube como salió y nada más Pero no es este el caso. Muchas gracias de nuevo.

Abrazos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles, como te dije, extrañaba tu particular mirada...

Quién no se ha enamorado de esta Ofelia, allí recostada, soñando entre las aguas? Estos versos me los disparó Rimbaud. Por él me enteré de su existencia, no por Shakespeare, inocultable ignorancia la mía. El enlace que subí arriba tuvo mucho que ver también para que los escriba:

http://www.harteconhache.com/2017/07/la-ofelia-de-john-everett-millais.html

Las historias que allí se cuentan son para mí inspiradoras… y tan sabrosas como tus recetas.

Muchas gracias de nuevo Kasioles. Mis palabras de bienvenida por tu regreso son de alegría.

Carmen Troncoso dijo...

Que lindos Haikus Carlos!

Mª Socorro Luis dijo...


Como siempre, Carlos, belleza poética para la belleza. Pura sensibilidad,

Feliz domingo

RECOMENZAR dijo...

Emocionante poema ..gracias

Adriana Alba dijo...

Cuando las penas atacan, lo hacen no como un espía solitario, sino en batallones. Hamlet

Un trágico final lleno de simbolismo, tus haikus trascienden el dramatismo y cobran vida en un paisaje bello y natural!

Me encantó.

Abrazos Carlos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Carmen, todavía fascinado por tu último poema...

Abrazo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Soco amiga. Sí, sinceramente me dejan contento. Lo pensé como un poema de haikus y salió ese tanka al final. Para qué modificarlo?

Abrazo agradecido una vez más.

carlos perrotti dijo...

Gracias a vos, Mucha, muchas gracias también por lo que escribiste...

Vibrante abrazo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana querida amiga. Me gustó escribirlos sobretodo porque intentan enaltecer a los artistas que me motivan y que se aunaron en esta obra maestra de la pintura. La imaginación en este caso es mi agradecimiento para ellos.

Y para vos amiga poeta siempre llena de energía creadora... Gracias de vuelta!

Kasioles dijo...

¡Ya me gustaría a mí tener tu "ignorancia"
Cariños.
kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles, pero es así, finita la sabiduría que logramos alcanzar, pero infinita la ignorancia que podemos manifestar.

Abrazo agradecido.