domingo, 4 de diciembre de 2016

Bolsa de Gatos 231/240




240. Siempre se dijo que Benito Mussolini (y personajes de la historia como Genghis Kahn, Adolfo Hitler, Julio César, Alejandro Magno o Napoleón Bonaparte) padecieron Ailurofobia, trastorno psicológico que provoca el miedo incontrolable e irracional hacia los gatos, aunque no parece que eso sea del todo cierto, a juzgar por la serie de fotografías que la célebre Revista Life publicara del Duce con su gato en 1932 y, más aún, si damos crédito al testimonio de su hijo, Romano Mussolini, que en sus memorias niega que su padre odiara o le tuviera miedo a los gatos, aparte de contar anécdotas como cuando el dictador fascista optó por sentarse en una silla para no molestar la siesta de su gato persa, apoltronado en su sillón favorito. 




239. Freddie Mercury amaba a los gatos. Esta es una de las últimas fotografías que le tomaron en la mañana del 24 de noviembre de 1991 en el jardín de su casa de Kensington, en Londres. Hoy se cumple un nuevo aniversario de su fallecimiento esa misma noche, en su habitación, en paz, rodeado de sus gatos, su pareja y amigos. 




238. “Sí, tengo muchos gatos, pero no es importante cuántos. Algunas personas me los dejan porque creen que uno más no cuenta. Otras me escriben cartas horrendas imputándome por qué en vez de cuidar gatos no me dedico a ayudar a la gente”. La actriz Sandy Dennis amaba leer, pintar con acuarelas, cocinar y cuidar a sus gatos antes que trabajar en cine o teatro. Murió el 2 de marzo de 1992 a los 54 años, dejando todos sus bienes a sus 33 gatos y creando el ‘Sandy Dennis Memorial Animal Care Fund’ para ser admistrado por Frank Dennis, su hermano menor,  en el 120 West 45th Street de la ciudad de Nueva York. 




237. Mimi´s Dada Cat Manifesto es un recomendable libro para niños que recrea el surgimiento y auge del dadaísmo a través de los ojos de Mimi, una gata callejera amiga de las cucarachas y las palomas. Su autora es Shelley Jackson y fue editado en 2010 por Clarion Books. 




236. “Los gatos tienen lo que quieren: admiración, un sueño infinito y compañía, pero sólo cuando la quieren”. (Rod McKuen, cantante y compositor de los más populares en la década del ’60)



235. “Por un instante me quedo solo mientras se levanta una ventolera que sube desde la playa a la colina, contemplando esa mancha blanca diminuta bajo la cual se pudren los huesos de Vicente Huidobro. Después siento algo que me jala del pantalón. ¿El fantasma de Huidobro? No, son los gatos de Nicanor Parra., seis o siete gatos vagabundos que cada tarde vienen al jardín del más grande poeta vivo de la lengua española a comer de su comida. Como yo, sin ir más lejos”. (Roberto Bolaño) 




234. “Contemplas la belleza de las horas / con tus ojos de gato afortunado / y sabes que no estás abandonado / pues te abrazo muy fuerte cuando lloras / Eres un vigilante de la noche / me defiendes de sombras en lo oscuro / custodias lo importante, lo más puro / tu maullido es tan suave como un broche / Adoras descansar en el balcón / y jugar al yoyó por los pasillos / al tiempo que bostezas sin sonido / Cautivas con tus iris de pasión / mientras muerdes despacio tus palillos / y respiras tranquilo sobre el nido”. (“Con tus ojos de gato”, poema de Ana Muela Sopeña) 




233. “Los gatos no tienen nombre, ¿no?, dudó Coraline. No, asintió el gato. Ustedes las personas tienen nombres porque no saben quiénes son. Nosotros en cambio sí sabemos quiénes somos. Por eso no necesitamos nombres. (Neil Gaiman en su novela “Coraline”)




232. Robert Crumb se inspiró en su adorado gato Fred y sus relaciones con las gatas del vecindario para crear al personaje del ya clásico del comic, Fritz the Cat, el que años más tarde, con dirección de Ralph Bakshi, se convertiría en el primer largometraje de animación en recibir la calificación X en los Estados Unidos. 




231. “Los alemanes aman a los perros, de acuerdo con su idiosincrasia. Por la misma razón, los franceses amamos a los gatos”. (André Gide)


4 comentarios:

María Socorro Luis dijo...


Me quedo con el poema de Ana; es precioso.

Dos abrazos

carlos perrotti dijo...

Uno para ella, otro tal vez para mí y un tercero para vos. Gracias, Soco.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Soco y Carlos, por vuestras palabras.

Muy agradecida a ambos...

Besos a montones
Ana

carlos perrotti dijo...

Gracias a vos, Ana, por querer estar en mi Bolsa de Gatos...

Y coincido con Soco!