jueves, 23 de junio de 2016

No hay más tiempo que este lugar (y no hay otro lugar que el tiempo)







No hay más tiempo que ahora
No hay otro lugar que este mismo
Que es uno solo
Y por lo tanto infinito
Porque sólo existe un tiempo

Este ahora es aquí
Un mismo espacio tiempo
El ayer que ahora evoco 
Y el mañana que aquí espero
Ni antes ni después
Sucediéndome por fuera y por dentro
Sumándose y substrayéndose a la vez
Mientras alcanzo el horizonte
Sin moverme de mis pies

Es que no hay adónde ir
Ningún momento al cual llegar
No somos más que tiempo
Y no hay más tiempo que este lugar
Y no hay otro lugar que el tiempo


10 comentarios:

Carmen Troncoso dijo...

Que buen poema Carlos, todos tenemos tema con el tiempo. No se le puede llevar la contraria.
Un abrazo grande!

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Carmen. Me gustó jugar una vez más con las palabras y a veces algo sale, no? Otro para vos!

Juan Nadie dijo...

Joé, es que te empeñas en que pensemos "en física", sobre todo los que somos propensos :-)
Ah, el espacio-tiempo! ¿El espacio? ¿El tiempo? No hay forma de separarlos desde Einstein. Y no digamos desde los poetas.

Genial poema. Me gusta.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Pero de alguna manera sos responsable por hacerme leer y pensar "en física". Y así salen las cosas después. Cosas en las que jamás pensé, excepto al intentar algún que otro verso borgeano sobre el tiempo.

marian dijo...

Si el poeta del tiempo alcanza el horizonte sin moverse de sus pies, logra convertir el espacio-tiempo en el espacio y el tiempo del poeta.

marian dijo...

... Por seguir con el bucle del tiempo:)

Adriana Alba dijo...

El momento presente es todo lo que tenemos,no hay un tiempo en que la vida no sea ESTE MOMENTO.
Una vez que descubrimos lo que es estar "presentes" se vuelve más sencillo escoger salir de la dimensión del tiempo, la meditación es una manera, paso a paso y sin complejidades.
Todo requiere práctica en la vida, aprender a caminar, a comer, a jugar, aprender a meditar...prueba y error y si nos sale mal en ésta vida siempre tendremos nuevas oportunidades en las otras jajaja.

Me encantó Carlos, si no lo leíste te sugiero El Poder del Ahora de Eckhart Tolle.
Besos y buen finde.

carlos perrotti dijo...

Ojalá pudiera decirlo tan nítidamente, Marian. No creas que no seguiré intentándolo. Todavía lo que digo me lleva demasiadas palabras.

Lo del bucle espacio-temporal es una genialidad. Muchas gracias.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Adriana. Siempre creí en eso, así como lo decís, y a veces hasta pude sentirlo. No sólo no hay nada más allá de este momento presente, sencillamente no hay mejor momento que este. Y así sucesivamente.

Leí algo de Eckhart Tolle, pero voy a buscar ese libro de título tan sugerente. Hace poco lo subí a él y a su gato-maestro-zen a mi sección gatuna.

Ana Muela Sopeña dijo...

Genial poema, Carlos:

Cada verso te lleva y te lleva por esa realidad espacio tiempo que es lo que somos. En realidad no tenemos más identidad que la sucesión de imágenes y experiencias vividas en el espacio tiempo. Los amnésicos no solo se quedan sin recuerdos al perder la memoria, se quedan sin identidad.

Me ha encantado
Enhorabuena
Un abrazo grande
Ana