sábado, 11 de junio de 2016

Inciso a)




EL RECUERDO NUNCA DEJA DE HACERSE OLVIDO






El olvido, un espejo que permanece a oscuras
Silenciado de imágenes y sonidos
Un recuerdo dormido que nada más perdura
Un instante de un sueño que se ha perdido






EL RECUERDO NUNCA DEJA DE HACERSE OLVIDO


14 comentarios:

MAR dijo...

Sí y ojala tuviesemos la capacidad de solo recordar lo bueno.
Mis cariños para ti y una linda semana.
Besosssssssss
mar

Carlos Perrotti dijo...

Eso sera ideal, Mar, pero tendremos que seguir lidiando con lo real, lo irreal e incluso lo surreal. Que de todo eso está compuesta la vida. Besos...

marian dijo...

Me gusta, especialmente, "El olvido, un espejo que permanece a oscuras"
La memoria es selectiva, tanto para los buenos recuerdos como para los malos. Los buenos los suele hacer todavía más buenos:) Pero renunciar a los malos recuerdos (mientras no supongan un trauma) supondría, quizá, no ser como somos. La clave está en saber asimilarlos, sin obsesionarse, lo mismo para los buenos. Claro que, la clave está en encontrar la clave de la clave para conseguirlo:)

marian dijo...

Pero una buena catarsis, de vez en cuando, no viene mal.

carlos perrotti dijo...

Me dejas pensando una vez más, Marian. Pero agreguemos que la memoria, además de selectiva, desvirtúa. Yo traté de jugar con los versos que me salían recordando aquello de Borges (mi memoria se parece tanto al olvido) y el resultado tiene algo de catarsis y está a la vista.

Gracias, como siempre.

Juan Nadie dijo...

Quizá la memoria y el olvido sean hermanos, aunque se lleven mal. Olvidamos lo que queremos olvidar, aunque la memoria sigue ahí guardando cosas como en un buen disco duro, para sacarlas cuando menos lo esperas.

carlos perrotti dijo...

Sí, pretendemos olvidar y creemos que olvidamos, hasta que aquello regresa, cuando menos te lo esperás y (a veces incluso) donde más te molesta.

Se advierte además un mecanismo psicológico en el proceso de olvidar-desolvidar. Olvidamos, nos alejamos de algo, pero para regresar. El olvido es algo nunca resuelto.

Adriana Alba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marian dijo...

Buscar olvidar (los malos recueros) no se puede lograr forzadamente. Es mejor que caigan en el olvido (pero quedándonos con lo que nos han enseñado, pues lo malo enseña mucho y no se puede despreciar, es muy útil para no tropezar en la misma piedra, p.e.), y la única manera de conseguirlo es enfrentándose a los recuerdos crudamente, sin engañarnos e ir asimilándolos, (muchas veces... asimilándonos:) -la catarsis-) Los malos recuerdos tienen que cicatrizar bien (no falsamente), si no es así, siempre serán heridas que sangrarán de vez en cuando.

Adriana Alba dijo...

De cierta forma me recordó a "Funes el memorioso" hay recuerdos que hasta fragancias despiden y olvidos tan presentes que se tornan invisibles.
Imágenes estupendas y tus letras llenas de música.
Besos.

carlos perrotti dijo...

Impecable, Marian. No sólo estoy de acuerdo, qué puedo agregar, excepto que se me ocurre que tal vez haya que saber olvidar (y recordar), de alguna manera haya que dominar la capacidad de olvidar (y recordar) como si fuera una disciplina o una forma de arte que no cualquiera puede ejercer...

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. Quise con esas imágenes enfatizar o ayudar a expresar lo que intentaba decir, contar algo a la par de mi intento por copiar esa cosa tan borgeana (en estos días borgeanos) que tanto admiro y que me parece insuperable, mejor dicho, como el horizonte al que sé que no voy a llegar... Besos para vos también.

MuCha dijo...

Hay recuerdos que matan hay olvides que viven

carlos perrotti dijo...

Es muy bueno eso, Mucha. Qué agregar? Gracias.