miércoles, 1 de junio de 2016

Haikus para Miguel Abuelo

(Miguel Peralta, fotografía en Expreso Imaginario)


En sus poemas
Son puertas sus palabras    
Entreabiertas


Son como ojos
Contemplando lo que es
Pero no se ve


Como caminos
Rastreando el mapa
De ningún lugar





(Advertencia: el video se corta abruptamente en un momento, como el talento y la vida de Miguel poco tiempo después. Miguel Abuelo o Peralta, según prefieran, músico y volatinero al que se lo recuerda como cantante y compositor y al que se lo olvida como el poeta que es y no fue.)

8 comentarios:

Kasioles dijo...

Vivió cantando bagualas y escribiendo poemas ¡qué bello homenaje le has hecho recordándolo con tan bellos haikus!
Dos poetas que se abrazan en la distancia, seguro que hoy te sonríe agradecido.
Cariños y buena semana.
Kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles. Me llena de alegría lo que dices de Miguel y de agradecimiento por la parte que me toca. Un gran abrazo y lo mismo, mejor el doble, para vos.

Adriana Alba dijo...

Místicos diamantes que abren puertas ignoradas...
Grande Miguel!

Besos Carlos.

Juan Nadie dijo...

No conocía a Miguel Abuelo o Peralta, pero me estoy informando por ahí (https://discosyconciertos.wordpress.com/2012/07/15/miguel-abuelo-un-poeta/) y ya veo que está en la historia del rock argentino como uno de los pioneros. Tipo interesante. Y auténtico roquero.

carlos perrotti dijo...

Uno de los nuestros, Adriana. Inolvidable. Besos y abrazos...

carlos perrotti dijo...

Sí, Juan. Había tomado su nombre y el de su grupo, Los Abuelos de la Nada, de El Banquete de Severo Arcángelo, de Leopoldo Marechal: "Padre de los piojos, abuelo de la nada". Un pibe siempre pibe talentoso que pudo habernos dado mucho más. Una anécdota: dos meses antes de "irse de gira" se tomó un taxi y al bajar se olvidó en el asiento (no recuerdo si) su mandolina o charango y unas grabaciones con sus últimas canciones y poemas que jamás pudo recuperar pese a que salió por televisión pidiendo que por favor se las devuelvan. Qué habrá sido de ese material?

Juan Nadie dijo...

Alguien lo tendrá, y sería de desear que lo devolviese.

carlos perrotti dijo...

Que así sea, claro.