viernes, 1 de abril de 2016

Primeros haikus de otoño

(Obra de Egon Schiele)



Luce la tarde
Un color empañado
Como de sombra


Tizna la ciudad
Un incendio de nubes
Humea el cielo


Caen las hojas
Algo se muere en mí
Algo aflora


Así mi alma
La vida va y vuelve
Tiene su ritmo


Eterno ciclo
Y apuro el paso
Oscurecido


Es el otoño
Yendo a convertirse
En el invierno


4 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Maravillosos y muy bien ilustrados por Egon Schiele. Naciste para el haiku, ya te le he dicho alguna vez.
Por aquí comenzó la primavera hace unos días. Recordaremos estos haikus cuando llegue el otoño.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Tienen algo de cinematográficos estos haikus. Increíble toda esa etapa de Egon Schiele.

RECOMENZAR dijo...

El verde de la imagen parecieran hojas- El otoño está metido dentro de ellas
y al caminar resuenan los pasos de la gente
que espera que el invierno venga
Beso

carlos perrotti dijo...

Gracias, Mucha. Me gusta eso: el otoño aflorando, el otoño como algo no exterior sino interior, como una potencialidad que tienen en este caso las hojas, las ramas, los árboles... Habría que escarbar y darle vueltas a esa idea. Me gustó.

Besos para vos.