miércoles, 23 de marzo de 2016

Dejo constancia (2)




El poeta pone en palabras
Lo que ve que no existe
Todo aquello que 
Por el sólo hecho de ser nombrado
Es un hecho posible
Ve el silencio que lo rodea
Escucha el resplandor de su corazón
Sabe que lo imposible 
Está en peligro de extinción
Traduce lo que la imagen siente
Y hace que su poesía pueda hacer posible
Lo que todavía no 


10 comentarios:

Kasioles dijo...

Seguro que, con tus poesías, lograrás que las utopías se conviertan en realidad.
El corazón nunca engaña y hace que tus letras salgan hiladas.
Ha sido un placer leerte.
Te he visto en un comentario a Carmen y he querido visitarte, dejaré mi huella en tu espacio.
Te deseo una muy feliz Semana Santa.
Saludos.
Kasioles

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles, por tu visita y por tus palabras, muy estimulantes para mí, por cierto. Lo que dices sobre el corazón realmente me halaga. Desde allí escribo lo que me sale.

Acabo de darme una vuelta por tu blog y me pareció interesantísimo, atractivo, muy original y recomendable. De modo que me verás seguido por tus páginas. Gracias de nuevo.

Juan Nadie dijo...

"Todo aquello que
Por el sólo hecho de ser nombrado
Es un hecho posible."

Sí. Las cosas empiezan a existir cuando se nombran. "En el principio fue el Verbo..."

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Sí, ya no hay imposibles. Sólo es cuestión de tiempo (y de imaginación) que se manifiesten.

Adriana Alba dijo...

De acuerdo con Juan.
Y dijo: Hágase la luz y la luz se hizo...
Abrazos poeta.

carlos perrotti dijo...

Es como el lado oscuro que no podés ver. Lo imposible es una parte de lo posible, sólo que, por alguna razón, todavía no puede ser. Gracias, Adriana. Abrazo.

MAR dijo...

Así es y como somos más sensibles a todo le damos mas pasión y emoción.
Mi abrazo cariñoso para tiiiiiiiiiiiii
mar

carlos perrotti dijo...

No tengo dudas, pasión y emoción pueden hacer posible lo que aún no. Mil gracias, Mar!

Ning Jie dijo...

"Lo que todavía no"

Solo esta frase, sin acompañamiento ninguno, ya es pura poesía.

carlos perrotti dijo...

Siento que hay cosas que todavía no, Ning (no es que sean imposibles) y cosas que por ahora sí. En la vida hay cambio y también recambio constantes. Abrazo gigante.