jueves, 11 de julio de 2013

El Tiempo (por los siglos de los siglos)


El tiempo es lo más parecido a una almeja
Tiene como pliegues y labios, por fuera 
Y por dentro engranajes, como de relojería
Está envuelto por sucesivos velos y pétalos
Que resguardan su rosada húmeda intimidad
La cual oculta en sus entrañas una maquinaria
Que trajina, se contrae, late y se dilata
Que se inflama, se moja y chorrea 
Por los siglos de los siglos
Dentro de mi boca obscena
El tiempo es lo más parecido a una almeja


No hay comentarios: