martes, 31 de enero de 2012


Un pedazo de hambre y un alarido de pan duro
Un tumor de corazón puro y un amor maligno en el culo
Una sinfonía postiza y una dentadura de oro inconclusa
Un disparo de espuma y oleaje y un rumor en la noche
Un pubis bajo la lluvia y un beso todavía húmedo de vos
Una constelación de lágrimas y un pañuelo mojado de estrellas
Un perro de esos que gritan y un silencio ladrándole a su sombra
Un crimen sin arrepentimiento y un pecado sin ningún sentido
Una coordenada de madera de sándalo y un perfume del tiempo
Un manantial de leopardo y una piel de agua fresca
Un cantante de próstata y un cáncer de protesta
Una mañana invisible y una bandera tan primaveral
Un halcón rojo como un puñal y un sol veloz como la tarde
Un asesino misericordioso y un Dios que se declara inocente
Una boca de plata de Alejandría y un astrolabio de fruta jugosa
Un caramelo de fragmentación y una bala de chocolate
Un cangrejo de proa y un mascarón de la Costa de Malabar
Una verdad como pregunta y una religión como instinto
Un collar de palabras preciosas y un puñado de piedras precisas
Un Cortejo para Baudelaire y una prosa serpiente para Prévert

No hay comentarios: