miércoles, 11 de enero de 2012


Un pacto védico y un himno de silencio
Un poema mutilado y un soldado impúdico
Una mujer entreabierta y una puerta blasfema
Un discurso de bombín y un sombrero revolucionario
Un condenado inmaculado y un lirio del valle decapitado
Un texto en estado de descomposición y un cadáver confidencial
Una respuesta de doce cuerdas y una guitarra de ocasión
Un señor perdido en alta mar y un barco circunspecto
Un ruido light y una ensalada de rotas cadenas
Un actor porno caído y un ángel bien dotado
Un reloj de lengua y un beso de arena…

No hay comentarios: