jueves, 24 de junio de 2010



Piet Mondrian
Escritobsesión
PoemMandala



Nada persigo, ni creo
Nada tengo, ni miedo
Nada exijo, ni espero
Nada busco, ni muero

Tu amor es una trampa, ¿y qué no lo es?

Nada quiero, ni suerte
Nada existe, ni muerte
Nada ruego, ni siento
Nada debo, ni miento

El silencio es eso que nunca podrás callar

Nada valoro, ni maldigo
Nada defiendo, ni eximo
Nada postulo, ni castigo
Nada perdono, ni olvido

Un poema que termina... recién empieza


Poem Mondrian
Piet Mandala
Mandala Mondrian

2 comentarios:

Maria Julia Burgos Lennard dijo...

Que genial el mandala mondrián! jAJAJJAA

Maria Julia Burgos Lennard dijo...

jaja que lindo el mandala mondrián!!! ni el mismo mondrían se hubiera imaginado en un mandala!!! jaja muy bueno!