sábado, 8 de julio de 2017

Poema de raros haikus inconexos (o no tanto)





Duele el aire
Inmóviles las horas
La acorralan


La luz jadea
En medio de la noche
Agazapada


Su piel cansada
Rezuma cada gota
Del viejo día


Casi animal
Furtiva merodea 
La espesura


Aún la tenue 
Siempreviva penumbra 
Donde palpita


Al amanecer
Sobrevolando el cielo
Hasta posarse






(Fotografía Hiroshi Sugimoto)



10 comentarios:

María Perlada dijo...

A veces duele hasta el aire que respiramos.

Me han encantado todos los versos, son preciosos, pero me quedo con éste:


***La luz jadea
En medio de la noche
Agazapada***


Un placer siempre leerte amigo Carlos.

Besos y feliz tarde.

RECOMENZAR dijo...

Feliz mañana .desde el calor de Miami
un abrazo

carlos perrotti dijo...

Así vinieron e intenté justificarlos más como poema que como haikus aislados. Adónde va la luz cuando reina la sombra. Algo así.

Un placer siempre mío, María, y muchas gracias.

Besos y abrazos también felices.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Mucha, feliz siempre de saber de vos. Abrazo caluroso desde el invierno de tu Buenos Aires...

Juan Nadie dijo...

¡Ah, los haikus de Carlos!

Efctivamente no tan inconexos, para quien lo quiera ver o sea capaz de verlo.

Oye, ¿vos no serás japonés?

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Así salen. A veces salen...

No ahora, pero en alguna existencia anterior creo que sí, quiero creer que sí. Después de todo la fe o la ideología o cualquier idea en realidad se basa en eso. Somos lo que creemos o vemos lo que creemos, no?

Muchas gracias de nuevo.

Mª Socorro Luis dijo...

Nada de inconexos y perfectamenre Haykus. Has logrado un bello poema, siguiendo la trayectoria de la luz.

Excelente el segundo, como haiku y como estrofa. Besosmil


(un día de estos te mandaré correo)

carlos perrotti dijo...

Les encontraba cierta falta de encastre al final, pero los subí igual, porque así salieron. Muchas gracias Soco, que se haya entendido el propósito de describir ciertas instancias que atraviesa la luz ya me deja conforme.

Abrazo. (claro, cuando quieras) Gracias de nuevo.

AMBAR dijo...

Me encantan los haikus, pero soy incapaz de producir ni siquiera uno.
Un abrazo.
Ambar

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ambar, yo diría que no es cierto, leyéndote se encuentran infinidad de haikus o casi haikus, a algunos versos sólo es cuestión de cambiarles alguna palabra, tal vez buscarle un sinónimo para no perder el sentido que intentas darle...

Abrazo como siempre agradecido, Ambar.