jueves, 6 de abril de 2017

Cuando cesa el tiempo






El tiempo, cuando cesa
Es como un paisaje
Sin semejanza ni imagen

Un espacio deshabitado
Como un momento baldío

Apenas un río estancado
Un movimiento vacío

Una página en blanco
Donde se delinea su opuesto
Cuando cesa el tiempo




12 comentarios:

ReltiH dijo...

SE VE CLARAMENTE EN TUS LETRAS ESE CESO.
ABRAZOS

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, ReltiH, así salió. Qué difícil es encontrar el antónimo del tiempo!

Abrazo grande.

RECOMENZAR dijo...

cuando el tiempo cesa o se detiene la vida para
no tiene música ni sabor... solo cielo.....
Bello muchacho
bello lo que escribes

Ana Muela Sopeña dijo...

Belleza en lo sutil. Delicadeza, profundidad en la mirada.

Un poema para leer despacio y degustar...

Un fuerte abrazo, Carlos
Ana

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Mucha, por tu bello comentario y aliento de siempre.

Abrazo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Ana, es que no encontraba antónimo para Tiempo y desde ese punto de visto hice un intento de describir lo que siento al respecto.

Y es cierto: algunos de estos versos me gustan y trato de degustarlos.

Otro aún más fuerte para vos...

Kasioles dijo...

Paisaje sin imagen, espacio deshabitado, río estancado y una página en blanco carente de letras, no pueden decirle al amigo que sus metáforas y comparaciones deleitan al tiempo y extasiado lo cesan.
¡Muy bonito! Para pensar sobre ello.
Te deseo un feliz fin de semana.
Cariños.
kasioles

Juan Nadie dijo...

"Espacio deshabitado", me quedo con eso. Me quedo con todo, porque sé de dónde viene y por qué.

Oye, ¿y si el tiempo no existiese más que en nuestra imaginación? ¿Y si fuese todo uno y desde siempre y para siempre? Estas paradojas intentan explicárnoslas los físicos desde la "revolución" cuántica... y los poetas desde siempre.

María Perlada dijo...

El agua se estanca y la vida se detiene.

Besos, carlos.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Kasioles. Así salen, me repito, uno garabatea versos en voz alta, los traslada luego al teclado y así quedan... Y lo más notable es que luego vuelvo a sentir ganas de seguir intentando expresar lo indecible. Gracias siempre por tu aliento, Kasioles. Abrazo y feliz fin de semana y vida.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Juan. Sí que sabés de dónde vienen esas cavilaciones y por qué... En cuanto al tiempo, y aunque lo que cesa suele ser mi percepción, cada vez más quiero creer en ese tiempo eterno, constante e inmutable, un tiempo hacedor de todo, incluidos nosotros. Gracias de nuevo.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, María, dicen que en el agua estancada crece el loto inmaculado y que la vida se detiene sólo para cambiar de piel y así reinventarse y resignificarse.

Besos y abrazos, amiga!