martes, 27 de septiembre de 2016

Descalabro





A veces no hay sitio en vos
Donde encontrarte  
Estás llena de pasadizos y atajos 
Te me vas por todas partes
A veces tampoco estoy en mí
Ni siquiera me frecuento
Y por más que jamás me fui
Todavía no regreso
Es como si nada de alma
Me quedara ahí dentro


Qué sé yo, en una de esas
La verdad es algo que va siendo
Y no termina de ser
Algo como una simultaneidad
Una sincronicidad de sucesos
Sin antes ni después
Sueño con dejar de soñarte
¡Cómo olvidar lo que no sé!
Sin añorarte mañana
¡Qué hago esperándote ayer!


De ser así, vos y yo
Tal vez nos hayamos perdido  
En el camino de un sueño
Por el que nunca hemos ido
Y no tengamos más destino
Que andar desencontrados
En este tiempo que mal funciona
Que anda descalabrado
Cada uno yendo en el otro
Pero cada cual por su lado



(Imágenes de Dariusz Klimczak) 


viernes, 23 de septiembre de 2016

Diario de cuando uno se vuelve viejo (está todo bien)


 (Twilight de Richard Blunt)



Una mañana de octubre del 84, en Taiseki-Ji
Como si tuviera puesta su vejez por vestimenta 
Un viejo monje me dijo, imputándose su apariencia
Y señalándome a un niño que pasaba por allí
Corriendo y jugando feliz, con sus dos o tres años
“Qué poca buena fortuna tengo, todavía estar así
Cuando ya tendría que haber regresado
Y en un nuevo cuerpo estar aquí
Corriendo, riendo, jugando”



ȹ ȹ ȹ ȹ ȹ ȹ ȹ ȹ ȹ ȹ



1.
Uno se vuelve viejo
Porque tuvo todo el tiempo para eso


2.
Cuando uno se vuelve viejo
Comprende que eso que llevaba inherente
Se ha puesto de manifiesto
(Y que está todo bien
No hay nada más joven y vital que eso)


3.
Cuando uno se vuelve viejo
Se olvida lo que iba a decir
Mejor dicho, no se acuerda si todavía
Vale la pena tener algo para decir
O si lo que iba a decir vale la pena


4.
Cuando uno se vuelve viejo
No sincroniza lo que es un sueño
Con cosas tales como los recuerdos
Y con lo que sería su convicción
Observa impávido y sin reacción
Que su mente ayer un río
Se convierte hoy en un pantano
Donde todo lo que se mueve ante sus ojos se hunde
Sin que pueda hacer nada para salvarlo
Incluso la idea de un mañana se confunde
Entre los ecos de lo pasado
Los hechos y las palabras se vuelven silencio
Y la mente antes leve, ágil, veloz, blanda
Se va poniendo turbia, espesa, viscosa, pesada


5.
Cuando uno se vuelve viejo
Se da cuenta que el futuro es un cagón
Que no se ha animado a venir durante años
Y toma la decisión de ir a buscarlo
Dispuesto a traerlo de los pelos si es necesario
Para que defina la cuestión y se haga cargo
Si todo fue al pedo
Si sirvió para algo
O fue apenas un engaño


6.
Cuando uno se vuelve viejo
Se da cuenta que la verdad
No es algo que sirva tanto como esperaba
Porque nunca nada es del todo lo que se ve
Es más, tarda en verse como en realidad es
Cuando uno se vuelve viejo 
Igual quiere volver
Adonde sea que vaya






(Continuará) 


lunes, 19 de septiembre de 2016

Marea de haikus





Braman las olas
Crujen los goznes del mar
A la deriva  


Vientos refulgen  
Rechina la tormenta    
Enfurecida


Entre zarpazos
Y azotes de lluvia
Aúllan truenos


Un revoltijo
De olas y naufragios
Al ras del agua


Contra las rocas
La marea se traga
Y se devuelve


Un blanco manto 
De espuma relumbra
La noche negra





(Fotografía: Michael Kenna)


sábado, 17 de septiembre de 2016

Desfasaje





Como tantas veces antes
Tantas veces después
Como tantas veces este instante
Tantas veces lo soñé
Siento como un desfasaje
Entre lo que nunca y lo que es  
Como tantas veces siempre
Ahora no sé bien qué
Hoy es el lugar donde el ayer
Todavía está por ser
Donde siempre nunca se sabe
Y el mañana ya fue


domingo, 11 de septiembre de 2016

Haikus de mar




Aguas naufragan
Trémulas se abrazan
Unas con otras


Atribuladas
En un mar de silencio
Flotan perdidas




Aguas sedientas
Se hunden extenuadas    
En su naufragio


Mansa corriente  
Envuelta en la bruma 
Al amanecer



(Obras de Ran Ortner)


sábado, 3 de septiembre de 2016

Veo nada (2)




3.
Veo nada
Los rincones ocultos de mi pensamiento
Los pliegues de tu aroma
A lo largo del viento
Cada bucle de tu voz desnuda
En movimiento
Las dulces facciones del cielo
Las ficciones de este preciso momento
El claroscuro entre lo que ves
Y lo que nunca es
Las altas mareas del fuego
Las golondrinas que vuelan
En no pocas melodías
Todas y cada una de las chispas
Que componen tu sonrisa


4.
Veo nada
No quiere decir que no veo nada
Veo silencio, diseminándose
Blando como un sueño
Sinuoso como la brisa más íntima
Cuando te deseo




5.
Veo nada
La promesa
El horizonte viene hacia mí
Más nunca llega



(Obras de Fernando Zóbel)


viernes, 2 de septiembre de 2016

Veo nada (1)




1.
Veo nada
Un lienzo en silencio
Una brizna del aire
Una lágrima en el agua
Un verso en suspenso


Un nítido vacío
Igual al tuyo y al mío
Idénticamente distintos los tres
Diseminándose, en un instante
Eterno tal cual es



2.
Veo nada
No es lo mismo que ver la nada
Un espacio de nítido vacío
Extendiéndose
Entre la imagen y mi mirada


 
(Un espacio que enmarca un sector del paisaje que no puedo mensurar
Una suerte de pátina en la que la imagen queda impresa en la mirada)





Bolsa de Gatos 200/210



210. Cristian ‘Pity’ Alvarez, figurita difícil del rock nacional, casi se mata en la noche de su cumpleaños. Boludo grande ya (42), este muy talentoso aunque autodestructivo artista, declaró luego de chocar su coche contra un árbol: “Me había ido a Chascomús, sitio que curto mucho porque queda cerca y porque mi viejo me llevaba de pibe. Venía con Mao, mi gato, me quedé medio dormido y choqué. No sé realmente por qué tanto escándalo, choqué (dice posando para la foto mientras hace de mamá gata con Mao colgando de su boca) y por suerte a Mao no le pasó nada que si no me mato.”




209. “Yo creía, Dios me perdone, que había muerto, pero no, allí estaba, peleando contra el fuego, apartando maderas en llamas, abriendo un camino para que su gato pueda escapar con él. En el revuelo, Richard Matheson alcanzó a salvar su último manuscrito, pero perdió la casa, los muebles y los premios, aunque logró salvar lo esencial, esa mirada que lo sostiene por las noches cuando las palabras no vienen y la novela no avanza, esa mirada que nos atornilla a la silla, ese ronroneo que precede a la llegada del diablo”, dijo Osvaldo Soriano sobre el autor de "El Increíble Hombre Menguante")



208. “A él le gustan los gatos. Y tiene mucho de gato. Para empezar, brilla por sí solo. Tiene eso que es inherente, algo que quise que tuviera el personaje de mi película. Es como el Gato de Cheshire que se ríe todo el tiempo, con esa sonrisa que te hace preguntar de qué se ríe y que incluso hace que pienses si acaso no serás vos el aludido, que es justamente lo que pienso cuando me mira un gato...” (Carl Franklin sobre Morgan Freeman, a quien dirigió en el film "High Crimes")



207. "Dos desnudos y un gato", por Pablo Picasso (1903) Acuarela y lápiz sobre papel. (18 x 26.5 cm.) Museo Picasso, Barcelona. 




206. En una entrevista en matavilela.com (gente de letras) la escritora Pola Oloixarac derivó en el célebre personaje de Kafka, las cucarachas y sus gatas: "Qué sería de la vida de un Gregorio Samsa en mi casa? Qué buen nombre Gregorio para un gato, pero me temo que mis gatas Gmail y Carlota Eugenia se encargarían rápidamente de él. En Las Teorías Salvajes, la pequeña Montaigne Michelle hace de las suyas con una blatella germánica, la cucaracha aria…" (Pola, en la foto, vaya a saber si con Gmail o Carlota Eugenia en brazos)




205. Arnold Aletrino, antropólogo criminalista y discípulo de Césare Lombroso, tuvo un solo gato porque no soportó su muerte y ya no quiso tener otro. 



204. “Quisiera ser mi gato / Merodear en lo oscuro / A lo largo del cerco / Echar un vistazo al misterio / Volver de mis paseos nocturnos / Y  contártelo…”  (Bijan Jalali, poeta persa)


203. El Rey Alberto y su Reina consorte Paola Ruffo posan junto a My King (distraído, detrás) y My Queen (seductora, por delante) para una fotografía conmemorativa previa a su adbicación al trono de Bélgica.




202. “Los gatos tienen una enorme paciencia con las limitadas capacidades de la raza humana”. (Cleveland Amory)




201. Santa Gertrudis de Nivelles (626-659), monja abadesa protectora de los felinos domésticos. Desde el siglo XV fue invocada contra las invasiones de ratas que asolaron Europa, particularmente en los Países Bajos e Inglaterra, y en las regiones de Alsacia y Cataluña. Es venerada como la Patrona de los Gatos que contribuyen a controlar esas plagas.