lunes, 1 de agosto de 2016

Pessoema


(Álvaro de Campos, Ricardo Reis y Vicente Guedes)



Todo lo que tengo
Perfectamente enumerado
Es lo que he perdido
Un juego de suma cero
Acaso no te pasa lo mismo?


Todo lo que me falta
Es lo único que tengo
Otra forma de decir que en realidad
No tengo más que sueños
Acaso no te pasa lo mismo?


Sólo tengo lo que me falta
Todo lo que ni siquiera intento
Sueños que no encuentran su lugar
En ningún momento
Acaso no te pasa lo mismo?


Sólo lo que me falta es realmente mío
Lo siento a cada instante
Sin medida, incesante
Como un abrazo vacío
Acaso no te pasa lo mismo?


(Alberto Caeiro, Bernardo Soares y Fernando Pessoa)


19 comentarios:

Juan Nadie dijo...

"Todo lo que tengo
es lo que he perdido."

Eso vale por todo el poema.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Menos es más, como sueles aconsejar...

marian dijo...

Me gusta el desarrollo del poema, sus palabras, el desahogo, pero... ¿me dejas echarte una bronquilla?

marian dijo...

Muy buenos los pies de las fotos.

María Socorro Luis dijo...


"Todo lo que tengo
es lo que he perdido"...

Bueno, me queda algo muy valioso, pero...casi, casi, me pasa lo mismo.

Me gusta tu poema, su elaboración, se ritmo.

Abrazo, (no vacío).

MAR dijo...

Esa es la eterna nostalgia que nos persigue, ese recuerdo de lo bueno nos hace idealizar algo que quiza ni nos hizo tan felices.
Yo, tambièn tengo ese apego a lo que fue y ya no será, pero tambièn tengo la gracia de vivir de a momentos.
Un abrazo para ti, muy buen post.
Muackkkkkkkkkk
mar

carlos perrotti dijo...

Avanti, Marian, con mi agradecimiento de antemano, por supuesto...

carlos perrotti dijo...

Gracias, María Socorro. Muy alentadoras tus palabras y abrazo.

carlos perrotti dijo...

Qué bueno provocar un comentario así. "La eterna nostalgia que nos persigue, ese recuerdo de lo bueno nos hace idealizar algo que quizá ni nos hizo tan felices..." Un gran abrazo, Mar. Me encantó!

RECOMENZAR dijo...

Fascinante tu texto

Un abrazo desde el otro lado de tus sueños

Adriana Alba dijo...

Tu poema podría estar incluído en el libro del desasosiego.

Me encantó Carlos.

Pedí tan poco a la vida y ese mismo poco la vida me lo negó. un haz de parte del sol, un campo próximo, un poco de sosiego con un poco de pan, no pesarme mucho el saber que existo, y no exigir nada de los otros ni ellos nada de mí. esto mismo me fue negado, como quien niega la limosna no por falta de buena alma, sino por tener que desabrocharse la chaqueta. Escribo, triste, en mi cuarto tranquilo, solo como siempre yo he estado, solo como siempre estaré. y pienso si mi voz, aparentemente tan poca cosa, no encarna la sustancia de millares de voces, el hambre de decirse de millares de vidas, la paciencia de millones de almas sometidas como la mía al destino cotidiano, al sueño inútil, a la esperanza sin vestigios...


(El Libro del Desasosiego)

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Mucha. Un gran abrazo para tu aliento de siempre.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias, Adriana. Lo leí en el verano y seguro que me influenció y ojalá que además (hay diferencia) me haya contagiado. Gracias de nuevo, Adriana, pura certera luz tus regalos.

marian dijo...

Es sobre los "sueños", Carlos, ¿no será que no encuentran su lugar porque en realidad no se podrían llevar a la práctica?

carlos perrotti dijo...

Algo de eso hay, Mirada Impensada y Certera. Tanto que (me gustó ese verso en particular porque) están fuera de lugar y también de tiempo.

carlos perrotti dijo...

Los sueños.

marian dijo...

(Pobres sueños vagando por el tiempo:)

marian dijo...

Tener, tienen un lugar... en el pensamiento (qué bonita palabra:)

carlos perrotti dijo...

Palabras bonitas si las hay: pensamiento, todavía, tiempo...