miércoles, 27 de julio de 2016

Poema de haikus instantáneos


(Obra de Chema Madoz)



Árbol de nube
En sus ramas de agua
Anidan truenos

Gorjean vientos
Fuertes tormentas crecen
Bajo su sombra

Árbol sin bosque
Aves de lluvia trinan
Un aguacero

Mientras su copa
Duerme como un gato
Color de nube 


14 comentarios:

María Socorro Luis dijo...


Deliciosos e impecables.

Quiero ser pájaro:
Cobijarme en tus ramas
de etérea nube.

Un abrazo desde la lejanía.

carlos perrotti dijo...

Muchas gracias. Gran aporte. Otro para vos desde aquí...

Juan Nadie dijo...

Lo que puede sugerir una buena fotografía...!

carlos perrotti dijo...

La culpable de esto, Juan. Gracias.

Adriana Alba dijo...

Bellísimo!
Llego tarde a tu entrada, pero entre la fotografía y tus letras Bingo!
Un abrazo Carlos buen finde.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Adriana. Nunca es tarde. Ni existe el nunca...

Abrazo. Igual para vos!

marian dijo...

¿Estás seguro de que no has contemplado el árbol desde un "horror florido"?

carlos perrotti dijo...

Jajaja. Genia. Qué agregar?

marian dijo...

Una "L" :)

marian dijo...

No me llames genia, que me abrumo. (Pareces argentino:)

marian dijo...

Genio, Julio.

marian dijo...

Lo más que tengo (cuando no me queda otro remedio) es "geniecillo" :)

carlos perrotti dijo...

Usamos mucho ese término por aquí, es cierto. Pero es que todo viene de allí, Marian, de ese genio o de la manifestación de ese genio que no sólo es propio de los que "hacen una obra de arte", por decirlo de alguna manera, sino también de los que logran verla. Los que contribuyen con esa obra explicándola, por ejemplo, poniéndola en palabras, dilucidándola.

marian dijo...

O simplemente, sintiéndola.
Es cierto lo que dices, Carlos, es también de los que logran verla.