lunes, 9 de noviembre de 2015

Solo

Imagen de Dan Mountford


Solo no me siento solo 
Porque estoy conmigo 
Aunque no me pasa lo mismo entre el gentío 
Solo puedo ver
La invisible frontera entre el ojo y la imagen
El exacto punto donde termina la mirada
Y empieza el paisaje
El elevado promontorio desde el cual
Lo que veo y lo que es
Se funden
En lo que me da igual
Solo me encuentro 
En el eco negro de la sombra 
Bajo la que momentáneamente se ocultan 
Las apariencias y las formas 
La luz hace invisible ciertas cosas
Cegándote a veces
Haciendo que pierdas distancia
La luz puede revelarte una instancia
Una presencia cegadora
Veo menos en la luz que en la oscuridad 
Donde lo visible permanece 
Momentáneamente apagado 
Hasta que gradualmente las formas transparecen 
Delineándose en la penumbra 
En la que el ojo nuevamente vislumbra 
Lo invisible volviéndose a ver 


18 comentarios:

Juan Nadie dijo...

"La luz hace invisible ciertas cosas", sí.

Veo que sigues intentando desentrañar lo oculto, lo escondido, lo inefable.
Arduo trabajo.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Juan. Intentos, exacto. De eso se trata muchas veces la vida. No el horizonte sino el camino. Una noche mirando la luna me pareció que en algún punto terminaba mi mirada y empezaba al cielo, o algo así. Gracias de nuevo.

MuCha dijo...

sentirse solo sin ser soledad es maravilloso. La intensidad de tus versos son .....inmensas y maravillosas

te escribo deesde mi otro blog
Abrazo

carlos perrotti dijo...

Gracias, Mucha, ya lo agrego... Aunque suene un poco naif, imposible sentirse solo si todo está en uno. Abrazo grande.

Ning Jie dijo...

Algunos pueden hacerlo. Lo de estar solos y sentirse a gusto, en la mejor compañía, hablándose, escuchándose. Es un privilegio. Como el de transmitir tanto con los poemas.
Qué delicia, Carlos.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Ning. Como suelo decir, así salió... pero lo voy a volver a intentar. Siento que hay cosas dentro de uno (dentro de cada uno) que son insondables, que a veces asoman el hocico, pero vuelven a adentrarse sin terminar de salir del todo. Mientras tanto algún verso llega a ser nítido como uno pretende. Y con un aliento como el tuyo (y el de todos por aquí) no queda otra que volverlo a intentar.

Ning Jie dijo...

Además va con tu naturaleza. ¿Te imaginas que por alguna causa impensable te prohibieran escribir? (te saldrían poemas hasta por las orejas) Así que si tú disfrutas haciéndolo, nosotros disfrutaremos leyéndote.

Buenos días desde este lado del charco.

RECOMENZAR dijo...

La nostalgia tipica de lo que somos
nosotros
los argentinos....
y aunque vivamos la vida
fuera del dulce de leche, de las calles de Belgrano
Seguiremos siendo
Un Volver .....
sin la frente marchita
a lo que fueron nuestras raíces tempranas
besos

carlos perrotti dijo...

Buenos mediodías desde este lado, Ning. Si hay algo que disfruto es jugar con las palabras. Sí.

carlos perrotti dijo...

Cierto, Mucha, nada de frente marchita, me recuerda la frase de Troilo "pero cómo que me fui de mi barrio, si siempre estoy volviendo..." Besos argentos.

Adriana Alba dijo...

Muy bello!
Hay una diferencia entre estar solo o sentirse solo....en todo caso la soledad se moldea a gusto del consumidor y hay para todos los gustos.
Un poema revelador (fotográfico)
Me encantó.
Besos Carlos.

carlos perrotti dijo...

Claro, Adriana. Uno está solo y tiene que estarlo. Con el universo que es uno tiene para divertirse. Si sabe hacerlo, si no le tiene miedo. Es enriquecedor, para conocerse y luego compartirse con los demás y los demás con uno, claro está. Abrazo grande y grandes gracias...

marian dijo...

Lo asombroso (por complicado) es, encontrar sentido (nuevos sentidos) a esos juegos de palabras (y de espejos).
Me gusta todo, pero especialmente el último, porque además lo has clavado.

carlos perrotti dijo...

Gracias, Marian. Hay intentos que a veces son logros. Releyéndolo creo que hay más de lo que veía en principio. Pero siempre puede-debe salir mejor.

Amapola Azzul dijo...

A veces vemos ( o miramos) con los ojos y otras con el corazón del alma.

carlos perrotti dijo...

Corazón que ve. Ojo que siente? Por qué no? Gracias Amapola Azzul

MAR dijo...

Nada mejor que sentirse en uno y con uno mismo, latiendo con el universo.
Precioso post.
Mi abrazo para ti.
mar

carlos perrotti dijo...

Sentirse en uno, me quedo con eso. Gracias, Mar. Otro para vos.