lunes, 19 de noviembre de 2012


Tristería

La pálida neblina del tiempo
Ronda tus veredas, muslos y avenidas
Acaricia tus cúpulas, ecos y caderas
Manosea tus húmedas geometrías
De hembra en celo, de selva insomne
Reina fatal, Ciudad de los Buenos Nadies
Perdida en un laberinto de sombras
Emputecida por la gris melancolía
Siento algo como una esperanzada pena
Eso que Horacio Ferrer llamó Tristería

1 comentario:

Ana Muela Sopeña dijo...

Muy bello poema, Carlos:

Siempre es un placer bucear en tu blog.

Un abrazo
Ana