viernes, 26 de diciembre de 2008


Alguien maneja el viento, lo tripula, quiero decir, el viento es una nave y alguien está al mando, sentado en su butaca, en la cabina, rodeado del más sofisticado instrumental de navegación, y ordena poner proa al destino o virar a estribor. Alguien maneja el viento. Nadie me lo saca de la cabeza.


De otra manera no se explica que cuando una hoja se desliza por el césped recién cortado y corrés a levantarla, en el preciso momento en que te inclinás y estirás la mano para atraparla, el viento vuelve a soplar, llevándola y trayéndola por el jardín, inasible ante tus ojos impotentes, ridiculizándote. Entonces es verdad. Alguien maneja el viento y se ríe de vos, ignorante de esa verdad.
Pasan tantas cosas raras en este mundo que
Es posible que Dios exista, pero probámelo.
En otras palabras, lo posible no es probable.

jueves, 18 de diciembre de 2008

17.
Todos los días
De todas maneras
Me muero un poco más
Pero está todo bien
Porque eso es vivir
Ir muriéndose cada día
No poder impedir
Que se te vaya la vida
En el aire que nunca
Volverá a ser el mismo aire
Así como muerto
Vagando ése páramo
De inmóvil tensión y
Letargo, que sea corto
O largo depende de vos,
Recupera fuerzas tu vida
Y a su debido momento,
Invariablemente,
Ni antes ni después
Regresás, volvés a nacer
Una y otra vez,
Y así sucesivamente...

lunes, 15 de diciembre de 2008


16.
Verlaine también
Y Rimbaud
Que casi rima con vos
Ambos
Sucios de deseos
Dorados de furor
Hartos de amor
Quieren volver al sol


15.
Un árbol que da palabras
Maduras, puras, jugosas
A cuya sombra se besan
Verlaine y Rimbaud
(EL PLANO ABRE)
Verlaine le sonríe
Le sopla la frente
Le seca el sudor
Lo tiene abrazado
Abierto de piernas
Pariendo con dolor
La poesía, hija del amor
De ambos, Rimbaud
Proscenio, limbo
De salvaje sabiduría
Herética oración
Que brota de su corazón
Como un manantial
Que incendia todo a su paso
Acaso en el ocaso, amén
Mientras Paul Verlaine,
Hunde, una tras otra,
Sus puñaladas de luz
En el alma humana
E intuye que vivir
Es una forma de arte
Por obra y gracia
Del amor como rebelión
Tal como le enseñó
Arthur Rimbaud
(FUNDE A NEGRO)



Soñé que escribía un cuento en el que de pronto, extrañamente, comenzaban a desaparecer las palabras... de madrugada, sueño, temblor, sus ojos de un azul violáceo, eternidad, sendero de sal, mascarón, secreto alarido, desnuda el alma, de significados, un abismo de luces, ánimas, sexo, promontorio, sobreviviente del naufragio, perdido, cuervos en sus nidos, faro, también, deseo, sinsabor, vino, corazón, tuyo, llave, brújula que desvía, mágica, estremecedor, final, resplandor, duda, partir en, sombras de mi infancia, navegante del mar del ocaso, nubes dragones, abrazan esta piel de frío, vana como la muerte, púrpura, a la intemperie, desolación... y luego una por una las comas, y también todos los puntos, y cada una de las heroicas vocales que agazapadas en las pocas palabras que aún quedaban en pie resistían la masacre, la feroz depredación del cuento a merced de fuerzas inconcebibles, mientras las consonantes ateridas vagaban al caer la tarde por el campo de batalla arrasado, ensordecido de gemidos, y los acentos flotaban en el aire de la hoja de papel amarillento cuando una voz comenzó a leer, desde el interior del viejo espejo que domina mi habitación, el apasionante cuento que estaba escribiendo cuando desperté.

CERROS

Les sonará increíble. Pero fue lo que ocurrió. Volvíamos de Zapallar en la camioneta de Carlos, rumbo a Santiago. Al costado de la ruta se sucedían uno tras otro los cerros inmóviles, como mastodónticos animales tumbados boca abajo, como descansando, con sus lomos overos y de infinidad de verdes curtiéndose al sol. Porque no llovía ni flotaba la bruma. Había un sol que rajaba la tierra. Recuerdo que de inmediato musité contra la ventanilla aquella vieja bella canción que aseguraba que "en el bolsón de los cerros se acomodó el sol de enero". Sé que les parecerá loco, pero por un momento me pareció ver que uno de los cerros abría un ojo, y que otro allá lejos elevaba una pezuña, y que uno más cercano se incorporaba sacudiéndose la modorra, como un perro se espanta de encima una polvareda o una mojadura... Y así fue que, cuando nos quisimos acordar, porque ya Carlos había hundido el freno y era también boquiabierto testigo del extraordinario acontecimiento, los cerros comenzaron a moverse, a andar a los tumbos, arrastrando sus pliegues, chocando entre ellos, unos con otros, todos contra todos, y nos encontramos en medio de un embotellamiento de cerros que se empujaban, se aplastaban, se daban cornadas, bufaban, se mordían, y arremetían arrasando todo a su paso, rumbo a la ciudad.

¿Pero qué irían a hacer a la ciudad? Carlos exclamó que a derribar los edificios, puentes y autopistas, shoppings, estadios y caseríos. A mí se me ocurrió que, tal vez, iban a morir a un cementerio de cerros, como los elefantes, cuando viejos, ven venir su final. Carlos ya no supo más qué decir. Siempre fue extremadamente sentimental. Yo comencé a temblar por miedo a tener algo que decir. Todo era tan inexplicable, que pensé: "Lo real es que los cerros van a la ciudad como seguramente el mar ya habrá comenzado a brotar en medio del desierto y los volcanes a llorar diamantes y lágrimas de nieve sobre un valle de antigua lava".

domingo, 14 de diciembre de 2008


ANITNEGRA I

¿Qué insondable causalidad hizo que un espejo me revelara que, tal vez, el nombre de mi país contenga un extraño designio solamente detectable cuando es leído al revés?

¿Querrá eso significar que Argentina es un país al revés o que está destinado a sobrevivir de revés en revés?


ANITNEGRA II

Argentina es, a la vez, un experimento nazi y una cámara oculta de Tinelli. Al mismo tiempo que indecibles intereses sondean en secreto hasta qué punto los argentinos somos sumisos y soportamos que nos denigren y saqueen (qué duda cabe de que somos los cobayos de los exprimentos políticos, económicos y financieros dirigidos desde los centos de Poder), puede ocurrir que alguien aparezca de pronto y te pida que pongas tu mejor cara de estúpido y sonrías porque todo no ha sido más una joda para Show Match.


ANITNEGRA III

Argentina es hoy teledirigida desde los medios de comunicación, condenada a discutir la agenda de la actualidad que el verdadero Poder oculto detrás de los regentes de turno instala día a día para tapar la realidad, lo que equivale a decir, parafraseando a Perón, que en Argentina la única verdad es la actualidad que El Poder nos impone como realidad.


ANITNEGRA IV

Argentina es un infinito presente de sucesos fragmentados. Aquí, dependiendo de tu capacidad de memoria, recordás más o menos. Pero aunque puedas recordar todo en su totalidad no podés evitar que los hechos se te mezclen y se desvirtúen, incluso más de lo que tu propia memoria e ideología desvirtúan.

jueves, 11 de diciembre de 2008


(viejos escritos sueltos no sé por qué para JORGE DE LA VEGA)

14.
El sol enciende lejos en el cielo
Al caer la tarde de un día nublado
Las nubes se trenzan como gatos enmarañados
Rabiosos, en celo, uno violáceo, el otro dorado

La lluvia dejó charcos
Como islas, sobre la avenida
Zorzales de la tarde se mojan las patas
En sus espejos de agua negra
Aquí y allá, en el asfalto

13.
Temprano, en la mañana
Cada palabra despierta, resuena
Le arroja el anzuelo a la próxima

La lluvia quema el aire
Huye a tientas, hacia algún lugar
Pensar en lo ideal como algo surreal
El silencio es eso que nadie puede hacer callar

Tu canción, cansada canción
Se canta sola, en el más inmóvil silencio
Como un mantra natural

12.
Es como John Lennon decía
"Dios es un concepto por el cual medís tu sufrimiento"
En otras palabras, verdad tardía
Sólo aspirás a la poesía cuando tu vida no fue
Lo que querías


sábado, 6 de diciembre de 2008


11.
Oquendo de Amat
Usted es un poeta iluminado
Pero yo alguna vez, al referir su obra,
Le cambié las palabras,
Y blasfemé, creyendo mejorar lo inalterable
Eterno, Constante e Inmutable,
Por lo que hoy le pido
Perdón

Usted escribió
"Déjame besar tu voz que canta
En todas las ramas de la mañana"
Y yo de alguna manera lo maldije a usted,
Quedé en evidencia,
Cuando mal dije su sentencia
"Dejame besar tu voz que canta
En cada rama de la mañana"
Porque lo creí mejor
Y ahí precisamente radicó el error
De mi mente imprecisa
En creer que podemos mejorar
Algo fuera de nuestro corazón

Buscando palabras precisas
Encuentro palabras preciosas
Perdido en las arenas
Infinitas de significados
Apenas me mojo los pies
En el mar de su poesía
De poeta iluminado
Oquendo de Amat
Apenas soy un cobarde
Blandiendo las palabras
Que tiemblan en mis manos
De poeta apagado

martes, 2 de diciembre de 2008


10.
Juana de Arco ardía
Crédula en la hoguera
Regada con su propia
Fiel sangre de fuego
La pobre mantuvo su fe
Pero nunca siquiera imaginó 
Todo no es más que un juego

9.
Muerdo la carne del aire
Le muerdo los talones
¿Sabías la verdad?
Todo no es más que un simulacro
De lo posible: juego sacro
Y al mismo tiempo perverso
De sobrevivir y morir...
Nada más, nada menos
Todo no es más que eso

lunes, 1 de diciembre de 2008


8.
Alma calma
Karma clama
Mantra aclara

INSERT 2
Si no fuera por los celtas no habrían existido el blues, el rock and roll y toda la herencia cultural que va desde el tango hasta el chamamé y el cajún. Bob Dylan es el auténtico heredero viviente de ése linaje milenario surgido de los bosques y que ha soplado hasta nuestros días y que ciertamente seguirá soplando en el viento de la balada tradicional irlandesa desde donde todo viene y hacia donde todo va.